bellas, artes, alameda

La Alameda Central de la Ciudad de México

Por Paulina Rojas.

Paso obligado hacia el Centro Histórico, la Alameda Central es un lugar que la mayoría de nosotros reconocemos y hemos visitado en más de una ocasión, pero muchos desconocemos la fascinante historia que tiene detrás, además la asombrosa antigüedad del lugar. La Alameda fue considerada el primer jardín y paseo de la capital y de América Latina; un sitio que se ha convertido en área de esparcimiento para chicos y grandes.

alameda, central, vista, aerea

Un poco de historia…

La Alameda debe su nombre a los álamos que ocupaban este espacio en sus inicios, aunque posteriormente fueran cambiados por fresnos y sauces. Gracias a la petición del virrey Luis de Velasco, el 18 de enero de 1592, el ayuntamiento aprobó realizar esta obra donde los novohispanos de clase alta solían reunirse. Años más tarde, al culminar el mandato del virrey Velasco, el lugar empezó a decaer hasta convertirse en un basurero. Pero fue Felipe V quien hizo que la Alameda recobrara vida cuando mandó a construir algunas fuentes, sembrar árboles nuevos y ampliar las entradas.

El lugar era perfecto para el amor y la conquista, ya que era un gran punto de reunión de aquellos jóvenes que buscaban enamorar a las doncellas casaderas, siempre con la supervisión de sus familiares.

A finales del siglo XVIII, el virrey conde de Revillagigedo pidió que se colocara una cerca de madera, mientras que el siguiente virrey marqués de Branciforte pidiera lo mismo pero esta vez con puertas de hierro. En ese tiempo había una restricción a la entrada de personas con la ropa sucia, rota o que estuviera descalza.

Fue Benito Juárez quien hiciera de la Alameda un centro de reunión y paseo público, al mandar quitar los muros que delimitaban el lugar. Por su parte, Porfirio Díaz mandó edificar el reconocido Palacio de Bellas Artes en el límite oriente y el Hemiciclo a Juárez, en el límite sur, lugar que un tiempo ocupó el Kiosko Morisco (actualmente localizado en Santa María la Ribera). Además, el presidente Díaz retomó la costumbre de utilizar la Alameda para llevar a cabo recitales, actividades recreativas, reuniones y todo tipo de celebraciones (incluida la celebración de la Independencia), costumbre que se conserva en la actualidad.

La Alameda ha inspirado a algunos artistas para plasmarla en sus obras, la más conocida es el mural de Diego Rivera llamado “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”, además de ser objeto de cuadros, rebozos bordados, litografías y numerosas fotografías.

bellas, artes, alameda

¿Qué hacer?

Recién remodelada, la Alameda Central, con sus 13.2 hectáreas, es el lugar perfecto para dar un paseo en compañía de amigos y/o familiares.

Además, al estar en un punto tan céntrico, este lugar colinda con muchos sitios de interés como el Museo Franz Mayer, el Museo Mural Diego Rivera, el Museo Memoria y Tolerancia, el Museo Nacional de la Estampa, el Museo Nacional de Arte y muchos otros lugares por visitar en el Centro Histórico.

Admirar las fuentes y esculturas del parque, visitar el monumental Hemiciclo a Juárez o el Palacio de Bellas Artes, apreciar la réplica del mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” original de Diego Rivera, descansar un poco en el kiosko que data del siglo XIX, contemplar el paso de la gente capitalina, o apreciar cómo los niños se divierten en las fuentes son sólo algunas de las actividades que puedes gozar en la Alameda.

fuente, alameda, central

Ubicación

Aunque la Alameda Central es muy fácil de reconocer por su tamaño, belleza y popularidad, aquí te proporcionamos la ubicación exacta: Av. Hidalgo S/N, Centro Histórico, Delegación Cuauhtémoc, Ciudad de México, Distrito Federal. Entre las calles Dr. Mora y Ángela Peralta, así como entre las avenidas Hidalgo y Juárez.

Las estaciones del metro más cercanas son Bellas Artes e Hidalgo. Si llegas en metrobús las estaciones más cercanas también llevan el nombre de Bellas Artes e Hidalgo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *