arte, dinero, crisis

Arte contemporáneo y crisis europea

Por Atziri Servin Pichardo.

El dinero es la clave, pero no el objetivo.
DAMIEN HIRST

Comienza el año y, luego de las fiestas y la felicidad, volvemos a la realidad, que los gastos de diciembre deben ser pagados en enero; pero dado que las festividades nos dejan sin dinero viene la ya conocida cuesta de enero. Esto no es exclusivo de nuestra sociedad, en Europa una crisis viene azotando su economía desde 2008. Todo comenzó con un problema de sobre-endeudamiento en Grecia, el número de ingresos y de gastos del Estado era mayor de lo que su economía podía sostener, entonces colapsó. Una a una, varias naciones que conforman la “eruozona” fueron sumergiéndose en la crisis.

arte, crisis, Robert, The

Sabemos que las crisis afectan siempre a todos los sectores, en especial los más vulnerables, pero ¿se han preguntado qué tanto se ha visto afectado el arte contemporáneo? Podemos pensar dos formas en las que la crisis le ha repercutido: una en cuanto a las formas en que se produce y otra dentro del arte como industria (a fin de cuentas éste también genera dinero).

La primera forma en que afecta la crisis al arte tiene que ver, más que con la producción artística, con la cultura; dado que la crisis tiene distintos rasgos dependiendo de cada país, cosa que (por irónico que parezca) enriquece al arte, al hacer que las diversas manifestaciones artísticas dialoguen y se complementen.

En la mayoría de los casos, el artista aprovecha en su favor lo que hay a su alrededor para poder crear. Los factores que rodean la vida de un artista no están vinculados exclusivamente con su originalidad, también con un diálogo entre y con otras culturas; se requiere una participación en un sistema cultural que traspasa las fronteras políticas, porque el arte siempre debe aspirar a la universalidad. En el caso de la eurozona sucede que sus artistas se encuentran cada vez más aislados dentro de sus propias fronteras.

Con esto no quiero decir que no haya talento. En aquella zona del mundo hubo, hay y habrá siempre mucho talento y creatividad, pero hoy lo artístico se refugia esencialmente en los márgenes del sistema cultural, y con ello en lo político y económico. Entonces, la crisis afecta al arte de manera positiva en cuanto medio de expresión, pero también ha tenido un efecto de estancamiento cultural. ¿Qué sucede con la industria del arte?

arte, dinero, crisis

Damien Hirst, considerado el artista más rico del mundo, comenta que cuando se gana mucho dinero es más difícil crear buen arte, de lo contrario el artista se tiene que esforzar por hacer cosas muy creativas. Primero llegan las ideas y el dinero, esto es algo que se debe utilizar para hacer que pasen cosas y que el arte salga del estudio, no al revés, no se utiliza el arte para hacer dinero. Si lo vemos de esta forma, puede que el arte no haya caído aún en crisis.

De igual forma, muchas de las más prestigiosas casas de subasta y galerías de arte aseguran que la venta de obras no se ha visto afectada, dado que la mayoría de ellas realizan sus transacciones vía internet.

Por otro lado, en 2011 la Bienal Internacional de Atenas se llevó a cabo en el Monodrome (el término se puede traducir como “vía sin salida”). De forma simbólica, la bienal se instaló en un colegio abandonado en uno de los barrios más pobres de la ciudad. Ni los artistas ni el comisario de la exposición recibieron remuneración alguna por su trabajo, una serie de voluntarios se encargaron del mantenimiento diario de la bienal; pues no encontraron patrocinadores. Diversas comisiones consideran que apoyar un evento “inútil” resultaba absurdo, sobre todo cuando Grecia se encontraba al borde del colapso económico.

No es fácil tomar una postura respecto a este tema, podríamos decir que el arte no está en crisis, pero estaríamos dejando del lado el hecho de que los artistas también necesitan dinero para producir, para vivir; pero si decimos que el arte está en crisis estaríamos olvidando el hecho de que esta actividad es necesaria como medio de expresión. Lo artístico no muere ni con crisis como ésta, pues forma parte de lo que nos define como humanos.

Lo que está cambiando es la cultura que se produce a raíz de la crisis. Dice David Márquez Martín de la Leona que “si queremos ser relevantes en los sistemas culturales globales hay que apoyar a los artistas-autores que ya están trabajando en esas escalas, con lenguajes renovados y con las temáticas y tensiones de su época, que es la nuestra”.

crisis, necesaria, rogelio, lopez,cuenca

INTERNARTE:

“Lamentablemente, cuanto mayores son los problemas que uno tiene para mirar, mayores son las posibilidades de crear sobre ello. Son una fuente de inspiración, aunque también de padecimiento. Por un lado, te da material de trabajo. Pero por otro, te acorta la vida” Bernardo Erlich

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *