Brassaï y el arte del muro

brassai, corazon

Por Nancy Guadarrama Leal.

El lenguaje de las imágenes es
el más primitivo, pero nosotros hemos olvidado escuchar
ese lenguaje mudo sin la mediación de la palabra.

El primer tercio del siglo XX se vio envuelto de una serie revoluciones que tuvieron qué ver con un cambio de enfoque hacia al arte. París se volvió el lugar por excelencia para que artistas de diferentes partes del mundo desarrollaran su trabajo y, en algunos casos, encontraran su camino expresivo.

brassai, corazon

Gyula Halász, un fotógrafo húngaro cuyo nombre cambió después a Brassaï, descubrió que lo que realmente quería era explorar el mundo del graffiti, olvidado y menospreciado. Fue el primero que lo reivindicó y le otorgó un valor estético.

Existe la polémica entre decidir si lo que hace Brassaï es o no arte, pues más allá de la fotografía, los graffitis que capturó ya existían y él sólo se dedicó a fotografiarlos. No obstante, en el resultado final se nota un trabajo y una búsqueda estética.

Muchos de los grafittis que Brassaï descubrió en las calles de París fueron retratados en diferentes épocas del año y, por ende, en diversas circunstancias. Lo anterior le permitió, con un mismo grafitti, obtener diversos resultados expresivos; un rostro, por ejemplo, dependiendo del cambio de luz, podría tener diferentes apariencias, sobre todo en los ojos; de esta manera, tendría unos ojos piadosos, enojados, tristes, etcétera, que comunicaran algo diferente cada vez.

brassai, rostros

El ejemplo anterior funciona para resaltar la perspicacia y sensibilidad que tenía Brassaï como fotógrafo y como artista. Por supuesto, los graffitis que encontró en París son diferentes a lo que actualmente se conoce, pero, si hay algo que reconocerle es su propuesta de ver en diferente manera un arte creado por personas que no tenían ninguna preparación relacionada con el arte y la élite culta.

Las fotografías de Brassaï inspiraron el trabajo de personajes como Picasso, Matisse y Giacometti, pues les fascinaba la idea de que un artista conociera cada rincón de París y que, además, se atreviera a cuestionar la educación de “un estudio de cuatro paredes” y prefiriera “el lenguaje universal del museo más hermoso del mundo: el lenguaje de los muros”.

brassai, detalle

Facebook Comments

Be the first to comment on "Brassaï y el arte del muro"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: