Las mil caras de Cindy Scherman

cindy, sherman, a, pintura

Por Atziri Servin Pichardo.

Esta clase de imágenes resolvía mis problemas
de tratar de implicar una historia
sin tener que involucrar a otros personajes.
Solamente los sugería fuera del cuadro:
algo hizo «clic» en ese momento.

Es bien sabido que los niños posen una creatividad impresionante, ¿quién de nosotros no jugaba a disfrazarse con la ropa de nuestros papás para inventarse personajes imaginarios? Hay quienes conservan esta chispa infantil explotándola al máximo; tal es el caso de la fotógrafa de la que vamos a hablar quien desde niña tuvo una simpatía muy especial por el disfraz, hablamos de la neoyorquina Cindy Sherman (1954).

cindy, sherman, a, pintura

Cindy estudió la licenciatura en arte de la State University College en Buffalo, Nueva York; tras comenzar con la pintura decidió abandonarla para dedicarse de lleno a la fotografía, con la que ha explorado los estereotipos y la cultura estadounidense desde una visión femenina. Sus principales influencias son la obra de Claude Cahun, Pierre-Louis Pierson, Marcel Duchamp y Man Ray.

Hay tres aspectos que debemos tomar en cuenta sobre la obra de Sherman, el primero es que siempre trabaja sola: ella compra toda la indumentaria, se peina y se maquilla a sí misma, cuida hasta el más mínimo detalle y, salvo en los primeros años cuando su padre o su ex novio dispararon la cámara, ella controla el temporizador para capturar las imágenes. En segundo lugar, debemos tomar en cuenta que sus fotografías no son autorretratos, si bien ella es la modelo, está fuera de lugar, no es Cindy a la que vemos, son sus personajes. Por último Sherman titula sus obras, sólo las numera para poder identificarlas.

Para Sherman sus imágenes representan un juego; juega a mirarse a sí misma siendo otros personajes para disolver esa distancia que coloca al fotógrafo en una posición superior y privilegiada frente al fotografiado. Es de reconocerse su capacidad de encarnar tantos personajes como se le ocurran de manera admirable, pues tiene la habilidad de que es un payaso o una anciana; es la persona que se convierte en otra.

cindy, sherman, payaso

Más que adentrarse en la psicología interior de sus personajes, sus fotos tratan de mostrarnos a personajes de la vida cotidiana junto a sus estereotipos, que a su vez se encuentran muy arraigados en nuestra forma de mirar.

Cindy Sherman es máscara, gesto, juego: la persona que ante la cámara se convierte en todas las personas que caben su imaginación. Humor, representación, crítica, misterio, dramatismo, farsa y juego se funden y confunden

INTERNARTE:

“Cuando comencé, a mediados de la década de 1970, simplemente tonteaba por ahí… No tenía idea de que me convertiría realmente en una artista. Jamás pensé que haría esto durante 35 años. Ocurrió orgánicamente, una serie llevó a la otra.”

cindy, sherman, reina

Facebook Comments

Be the first to comment on "Las mil caras de Cindy Scherman"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: