El consumo de lo superfluo, Jeff Koons

En el consumo de lo superfluo, Jeff Koons , el artista estadounidense ha recibido opiniones dividas: los críticos lo aman y lo odian, cuestionan la distinción convencional entre arte y kitsch, entre bellas artes y arte pop.
Koons ha dedicado su trabajo en pensar este problema, trabajando con la escultura, instalación, pintura y fotografía. Su obra aparece en la década de los ochenta y busca criticar de manera humorística el ámbito consumista y superfluo de la sociedad, con ayuda de objetos cotidianos y de bajo costo.

En una sociedad cada vez más consumista, en la que la posesión es más importante que la necesidad, valdría la pena pensar en los objetos producto de la mercadotecnia y su influencia en nuestra vida.





superfluo_Jeff_Koons


Lo que quería y aún quiero, es ayudar a la gente a aceptar su propia historia,

su propio bagaje cultural.


superfluo_Jeff_Koons_azotea

superfluo_Jeff_Koons_conejo


Una de las principales estrategias de Koons (desde sus primeros trabajos) es hacer la obra de arte lo más accesible posible para el espectador; algunas de sus piezas, que parecen ser un homenaje al arte pop de Marcel Duchamp, glorifican al objeto cotidiano y reivindican el poder del objeto nuevo como recién salido de la tienda; por ejemplo, su serie de aspiradoras nuevas, encapsuladas en vitrinas iluminadas con luces fluorescentes, presentadas con extrema delicadeza.

Koons presenta los objetos cotidianos como esculturas, pero bajo técnicas artesanales y medios tradicionales, como la porcelana y madera policromada; los temas y personajes de sus trabajos provienen de la historia del arte y la cultura popular pero con un toqué único en la narrativa y estética que llega a parecer barroca y kitsch; el interés del artista en los materiales, las superficies y los acabados adquiere un significado completamente simbólico, por ejemplo, que utilice materiales que produzcan un reflejo no es mera casualidad, su finalidad metafórica es adentrarnos/meternos en el arte, haciéndola más accesible y reconectando al arte con la sociedad después de haber permanecido aisladas.


superfluo_Jeff_Koons_corazon

superfluo_Jeff_Koons_dama

superfluo_Jeff_Koons_galeria


Podemos pensar en tres momentos durante la obra de Koons, en la mayoría de sus series habla de la posesión, materialismo, consumo, vanidad y espectáculo; por otro lado también busca inmortalizar el momento de transición entre la niñez y la edad adulta a través de juguetes, juegos, coloridos cumpleaños; pero hay una en particular en la que se disfraza con su desnudez, esta desnudez combinada con sexo y amor resulta (a veces) inocente, vulnerable, su intención con esta serie era eliminar el miedo, vergüenza y culpa de la mente del espectador.

Las críticas negativas hacia Koons lo tachan de vulgar y superficial, de trabajar con elementos de la cultura de masas sin valor intelectual y sin reflexión; por su parte, él se defiende argumentando que toda manifestación cultural es válida y que nadie debe sentir vergüenza de aquello que forme parte de su cultura.


Switzerland Exhibition

superfluo_Jeff_Koons_museo


INTERNARTE:

– El ready-made o “arte encontrado” hace referencia a la corriente artística que produce obras a partir de objetos comunes, Marcel Duchamp fue su creador a principios del siglo XX.


Por Atziri Servin Pichardo.

Facebook Comments

Deja un comentario