Contra el olvido

fotografio, recordar, vuelo

Fotografío para Recordar de Pedro Meyer

Por Sergio Trejo.

La creatividad es una fortuna que la vida nos da, todos, sin distinción alguna, poseemos una gran carga de esta cualidad, sólo que algunos la alimentan y la desarrollan mucho más que otros, ejemplo de ello es el fotógrafo Pedro Meyer, uno de los máximos exponentes de la fotografía mexicana, tanto por la fuerza y poder de sus imágenes, como por ser pionero de la fotografía digital en nuestro país, al manipular las imágenes y cuestionar los límites entre verdad y ficción.

abrazo, fotografio, recordar, meyer

Nacido en Madrid, España, y establecido en México desde su infancia, fue fundador y presidente del Consejo Mexicano de Fotografía y organizador de los tres coloquios latinoamericanos de fotografía.

Dentro de la aportaciones que Meyer ha realizado a la fotografía contemporánea destaca la creación del primer CD-ROM que incluye imágenes combinadas con sonido, en su serie Fotografío para recordar (1990), en la que el fotógrafo rinde homenaje a sus padres.

fotografio, recordar, beso

En esta producción audiovisual, el fotógrafo narra con nostalgia y emotividad la historia de la enfermedad de sus padres. El título del proyecto retoma la clásica e inseparable relación entre la fotografía y la memoria, que ha sido fundamental para definir la labor fotográfica a lo largo de la historia, ya que cada fotografía de la serie es un intento del autor de aprehender el tiempo y conservar en imágenes sus experiencias al lado de sus padres.

Así, el proyecto, a pesar de tener una intención documental, también posee una fuerte carga narrativa e íntima que permite a Pedro Meyer relatar una historia personal, siguiendo las estrategias plásticas y estructurales de los documentales clásicos.

fotografio, recordar, vuelo

Pero las imágenes de la serie se alejan de la espectacularidad formal y buscan capturar instantes cotidianos con limpieza periodística y narrativa. Son imágenes poderosas no por su factura técnica sino por su contenido emotivo y honestidad. El proyecto sigue una estructura lineal a partir de 80 imágenes que cuentan desde el momento en que la pareja se conoce hasta que fallece a causa del cáncer, pero esta narración en apariencia simple está llena de compasión y franqueza.

Un elemento que contribuye a la eficacia emotiva del proyecto es el relato verbal, en voz del propio fotógrafo, el cual aporta ritmo y modulaciones, además de una atmósfera particular, a la presentación de las imágenes. De este modo, con Fotografío para recordar, Pedro Meyer logra unir de manera muy eficaz lo íntimo con lo documental y se vale de los recurso que le proporciona la tecnología más nueva para actualizar los vínculos entre la fotografía y la memoria.

fotografio, recordar, meyer

Facebook Comments

Deja un comentario