Erotismo y marginalidad, Nan Goldin

nan, goldin, dependencia, sexual

Por Atziri Servin Pichardo.

Esta es mi familia, mi historia.
NAN GOLDIN

Es común tomarnos fotografías en las fiestas a las que vamos, con nuestros amigos, familia, nuestra pareja, incluso en situaciones que podríamos considerar íntimas; esto lo consideramos relativamente normal dada la facilidad tecnológica con la que contamos ahora, pero en una época donde la juventud comenzaba a desenfrenarse, retratar la vida nocturna (con todos sus detalles) resultó ser toda una novedad. Hablemos de una fotógrafa documentalista estadounidense que destacó con este tipo de fotografías, hablemos de Nan Goldin.

Goldin (Washington-1953) ha trabajado desde los años setenta con series fotográficas ligadas íntimamente con su historia, mostrándonos la vida nocturna que llevaba con sus amigos: sexo, depresión, pobreza, amor, soledad, violencia, drogas; su trabajo se diferencia de cualquier otro porque Nan logra adentrarnos en su mundo, no hay poses ensayadas ni imágenes prefabricadas, con un juego de luces poco cuidado y desenfoques accidentales (“yo quería hacer foco, pero casi siempre estaba demasiado borracha”) logra incluirnos en el instante que nos muestra, como si estuviéramos ahí junto a ella.

nan, goldin, alcoba

Uno de los temas recurrentes en su obra es el desnudo, una pensaría que siendo fotógrafa de carácter punk, que se movía entre bares y cuartos de hotel, las escenas mostradas serían bastante fuertes a la vista; por el contrario, Goldin tiene la capacidad de enfocarnos en otros detalles, para ella es más importante la mirada de sus amigos (y de ella misma, en el caso de sus autorretratos) que el cuerpo desnudo de una mujer o de una pareja sobre la cama.

En sus fotografías se refleja la mentalidad de una generación que se tomaba la sexualidad como algo completamente normal (como debería ser), jugando con categorías que parecían cerradas y que definían la identidad y la experiencia de las personas: arte/vida, masculino/femenino, público/privado, personal/político; al romper con estos esquemas captura la sensualidad con una naturalidad que sólo se puede lograr gracias a la espontaneidad que mostramos frente a nuestra gente de confianza. Al respecto ella dice que “uno debería crear a partir de lo que conoce y hablar sobre su propia tribu. Sólo puedes hablar con verdadera comprensión y empatía sobre lo que has experimentado.”

nan, goldin, familia

Inmediatas, rápidas y nada intrusivas, así son las fotos de Goldin que se nos se presentan como retrato, documento, pruebas de amor y sexo, todo a la vez. Más allá de mostrarnos su alocada vida al desnudo, lo que podemos apreciar en sus instantáneas son cuerpos, caras, relaciones y escenas de los que conformaba la vida de Goldin y de quienes adoptó como familia, sacándoles fotos en lugares con algún significado persona; logrando mostrarnos y adentrarnos parte de lo que conformaba su vida.

INTERNARTE:
“La gente que aparece en mis fotos dice que estar con mi cámara es como estar conmigo. Es como si mi mano fuera una cámara. En la medida de lo posible, no quiero que haya ningún mecanismo entre el momento de fotografiar y yo. La cámara es parte de mi vida cotidiana, como hablar, comer o tener sexo. Para mí, el instante de fotografiar, en vez de crear distancia, es un momento de claridad y de conexión emocional. Existe la idea popular de que el fotógrafo es por naturaleza un voyeur, el último invitado a la fiesta. Pero yo no soy una colada; esta es mi fiesta. Esta es mi familia, mi historia”.

“En mi familia de amigos está el deseo de intimidad de una familia de sangre, pero también el deseo de algo más abierto. Los roles no están tan definidos. Son relaciones largas. La gente se va y vuelve, pero esas separaciones no rompen la intimidad. Estamos unidos no por la sangre ni por un lugar, sino por una moral parecida, por la necesidad de vivir a pleno y en presente, por una desconfianza hacia el futuro, un respeto parecido por la honestidad, la necesidad de franquear límites y una historia común”.

nan, goldin, dependencia, sexual

Facebook Comments

Deja un comentario