Espiritualidad del amor y el alma

Matthew_Scherfenberg_poetas

Por Nancy Guadarrama Leal.

Constantemente se observa en los poetas el tema de la mujer y, ligado a él, muchas veces también se advierte el tema del erotismo. Decir que el erotismo es parte de la sexualidad no quiere ¬decir que sean lo mismo. Dentro del erotismo, como bien han puntualizado autores como Bataille, convergen tanto la imaginación como el goce sexual, e incluso la espiritualidad.

El propio Bataille afirma: “no hay pared medianera entre erotismo y mística”. Gran cantidad de tradiciones religiosas simbolizan el encuentro directo con la sacralidad en la forma alegórica de la unión sexual de los amantes. Tales imágenes eróticas forman el repertorio de una tradición muy antigua, la de la literatura mística; dentro de la cual se integra una parte importante de la obra poética del chileno Gonzalo Rojas.

En su poesía, la palabra se ve liberada y se exaltan las sensaciones; el poeta consigue hablar de la realización plena del amor a través de una musicalidad impresionante. En su trabajo vinculado con lo divino existe una comunión espiritual que se relaciona con la mujer, con su belleza y con su importancia como parte del mundo. Así, a través de su poesía expresa y describe el erotismo; por medio de sus palabras va más allá de lo físico, y se dirige a lo sublime, alejándose de temas religiosos o morales.


De esta manera, Rojas consigue crear una especie de mística erótica, en donde el alma y el amor se entrelazan y recrean y se vuelven una misma cosa. Su poesía encuentra en el erotismo un camino por medio del cual puede acceder al contacto íntimo con una experiencia religiosa. En la obra rojiana esta exploración es, además de una búsqueda espiritual, una postura concreta ante el amor, el sexo y la relación con lo femenino que lleva al autor a elaborar una serie de textos en los que se manifiesta una experiencia trascendente sustentada en la vivencia cotidiana del eros:

[…] Dame otra vez tu cuerpo, sus racimos oscuros para que de ellos mane
la luz, deja que muerda tus estrellas, tus nubes olorosas,
único cielo que conozco, permíteme
recorrerte y tocarte como un nuevo David todas la cuerdas,
para que el mismo Dios vaya con mi semilla
como un latido múltiple por tus venas preciosas
y te estalle en los pechos de mármol y destruya
tu armónica cintura, mi cítara, y te baje a la belleza.

Gonzalo Rojas, “Citara mía” (Fragmento)

Por lo tanto, la postura erótica que se representa en sus poemas concibe el amor como una energía desbordada e intensa; una pulsión que implica gran dinamismo y acción. Ésta es representada con la forma de la unión sexual de dos cuerpos que responden a ella y hallan, dentro del desbordamiento generado, la trascendencia de sus propios límites para reencontrarse con la totalidad.


Matthew_Scherfenberg_armonica

Matthew_Scherfenberg_cintura

Matthew_Scherfenberg_cuerpo

Matthew_Scherfenberg_erotismo

Matthew_Scherfenberg_mistica

Matthew_Scherfenberg_pechos

 

El fotógrafo americano Matthew Scherfenberg admira el cosmos, el cuerpo humano el erotismo y el arte.


INTERNARTE:

Gonzalo Rojas Pizarro (Lebu, 1916-Santiago, 2011) fue un poeta chileno que formó parte de la llamada Generación de 1938. Su obra se enmarca en la tradición continuadora de las vanguardias literarias latinoamericanas del siglo XX. Es considerado uno de los más grandes poetas iberoamericanos del siglo XX, fue distinguido con importantes galardones y a lo largo de su vida recibió más de veinte Doctorados honoris causa de universidades latinoamericanas, europeas y norteamericanas. Su poesía está traducida varios idiomas: alemán, chino, francés, griego, inglés, italiano, portugués, rumano, ruso, sueco, turco.


Facebook Comments

Deja un comentario