Estudio fotográfico casero ideas creativas

Construye un estudio fotográfico casero. ¿Crees que no cuentas con uno? Es hora de mostrar tu creatividad, de sacar el máximo provecho de cada espacio. Una manera de experimentar en cualquier lugar; en tu departamento por ejemplo, aunque el día esté nublado, podrías aprovechar los pocos minutos en las que entra la luz por tus ventanas.



Puedes ocupar algún cuarto donde haya una ventana, por ejemplo: tu cocina, la recamara o tu sala. Cualquier lugar funciona bien como estudio. No tengas miedo de abrir tu mente para todo tipo de ideas y géneros. Nunca se sabe qué cuarto podría servirte para tus sesiones de estudio.



Casi todas las habitaciones tiene al menos una ventana, así que aprovéchala al máximo durante tu sesión de fotos. Fotografiar en una casa o en un departamento, hará que tus fotos tengan un ambiente cálido, agradable y familiar. No importa qué nivel de detalle o complicación quieres que lleven tus imágenes. Si la habitación es pequeña y aparecen detalles que no te agraden, utiliza diferentes fondos en la habitación y a continuación, modificar las imágenes, o montar un fondo distinto en Photoshop. Si lo haces cuidando hasta el mínimo detalle podría ser un elemento que pase desapercibido.



En cuestión de los retratos, podrás empezar con diferentes ángulos, acercamientos, expresiones faciales y poses, así conectas con tu modelo logrando que se sientan cómodos en la sesión y todo será más fácil. Siempre cuidando la iluminación del fondo, aclararla u oscurecerla es una herramienta increíble, no importará la hora del día, o si está nublado. En esos casos la luz suave creará texturas atenuadas. Y en el caso de contar con un sol radiante, la luz podría servir para generar perfectas silueta.



En el caso de la luz que llega al fondo, se podría mejorar con la ayuda de un reflector. Incluso una fuente débil de la luz se puede reflejar. También en el caso de destacar las características del sujeto.



Para tu estudio fotográfico casero puedes usar la iluminación continua de las lámparas y focos que tienes en casa y hasta combinarla con la de la ventana. Solamente procura usarla en planos cercanos, ya que los focos de Led o Fluorescentes caseros, no son potentes. Por último, no te olvides de los fondos. En planos cercanos, una cartulina comprada en la papelería de la esquina, o tu ropa, podrían darte, nuevas texturas y colores, mejorando las emociones del sujeto. Esos pequeños detalles, serán significativos, y complementarán la composición entera.


Por Javier Altamira

 

Deja un comentario