Estudio fotográfico casero ilumina tus fotos sin gastar mucho

estudio, fotografico, casero

Por Walter Alejandro

Idealmente, una habitación de no menos de 20 metros cuadrados es lo indicado para montar un estudio fotográfico, pero la mayoría de nosotros no contamos con ese espacio; así que, destinar un sector de una habitación tendrá que bastar. De todos modos, si vamos a fotografiar personas conviene que este espacio sea lo más grande posible, ya que será necesario que se ubiquen a suficiente distancia del fondo y que nuestra cámara también esté a cierta distancia. Una vez elegido el espacio, el paso siguiente será pensar en el fondo.

estudio, fotografico, ciclorama

Fondos para tu estudio

La opción más barata es usar una sabana sujeta a la pared con cinta adhesiva o algo similar. También podemos pintar una pared nosotros mismos, típico de lo que se ve en muchos estudios fotográficos. Si queremos que el fondo aparezca negro, ajustamos las luces para iluminar al sujeto solamente.

La iluminación

Evalúa la situación de iluminación en el espacio elegido. Si hay una gran ventana que se pueda utilizar para aprovechar la luz natural será genial para hacer “fotografía de luz de ventana”. En este tipo de fotos se suele utilizar reflectores para “rebotar” más claridad sobre el sujeto. Lo beneficioso de esto es que no tiene costo.

Si tienes un bonito jardín, puede que incluso quieras utilizarlo como un anexo al aire libre de tu estudio. La desventaja es que estás limitado a sacar fotografías sólo durante períodos de tiempo específicos en que la intensidad de la luz natural que entra es suficiente.

Sin embargo, para gran parte de tu trabajo, al enfocar las cabezas tienes que ser capaz de bloquear la luz no deseada. Esto se puede lograr instalando cortinas oscuras en las ventanas.

estudio, fotografico, casero

Si tu intención es utilizar luces estroboscópicas, bloquea la luz proveniente de la ventana usando cortinas pesadas para evitar que se mezcle con la iluminación artificial de tu estroboscópica flash. Con esto también tendrás un control total para conseguir la intensidad de luz deseada.

Para tu estudio casero, instala al menos tres luces, comúnmente conocidas como equipo de iluminación: la luz principal, la de relleno y la de fondo. Coloca la luz principal y la de relleno en lados opuestos de la habitación. Realiza tomas de prueba y ajusta tus posiciones de iluminación para lograr los efectos que deseas. Siempre monta tu cámara sobre un tripié para producir fotos bien enfocadas.

Coloca la luz en un patrón halagador. Experimenta con varios ángulos, pero para una mirada tradicional, coloca la cámara directamente frente al modelo, con la luz principal a pocos metros a un lado, que se refleje en un ángulo de 45 grados fuera de la hoja del tema. Añade luces de relleno en los laterales para suavizar los rasgos.

Lo más barato seria usar algunas lámparas que tengas en casa. Los resultados no serán espectaculares pero sí que serán bastante buenos para la inversión. Puedes usar los paraguas o las pantallas reflectoras para potenciar el efecto.

estudio, casero, difusor

Consejos

Tomar fotografías en un estudio fotográfico en casa es un sistema de ensayo y error. Puedes hacer pruebas con las luces para crear diferentes efectos; haz una anotación de cómo se logra cada efecto

Facebook Comments

Be the first to comment on "Estudio fotográfico casero ilumina tus fotos sin gastar mucho"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: