evitar, ruido, fotografia

Cómo evitar el ruido en tus fotos

evitar, ruido, fotografia

1. Usa ISOs bajos.

La primera regla básica para conseguir fotos con menos ruido es utilizar los ISOs más bajos posibles.

La explicación reside en que nuestra cámara, a ISOs más altos que el mínimo, sustituye parte de la información que debería recoger por estimaciones, de forma que no recogen toda la información de la escena, inventándose parte. Y la probabilidad de equivocarse es siempre mayor si nos inventamos esa información que si recogemos la información real.

2. Evita que la foto quede subexpuesta.

La primera regla (ISOs bajos) sólo es válida si va acompañada de esta segunda: nuestra foto debe estar tomada con un exposición correcta.

Resulta que el sensor de nuestra cámara funciona mucho mejor cuando recoge información de las luces que de las sombras. O dicho de otro modo, la probabilidad de que aparezca ruido en las zonas más obscuras de tu fotografía es mayor que en las zonas claras.

Por ello, lo mejor es exponer de forma que recojamos la mayor cantidad de luz que podamos sin llegar a quemar ninguna zona, para corregir posteriormente la exposición si fuera necesario, n lugar de subexponer la foto. Subexponer una fotografía hará que aparezca más ruido del deseado incluso a ISOs bajos.

3. Prueba la función de reducción de ruido en exposiciones prolongadas.

Muchas cámaras cuentan ya con un modo de reducción de ruido para exposiciones prolongadas. Lo que hace este modo es realizar dos fotos. Una en condiciones normales y otra con el diafragma cerrado. Esa segunda foto es, en teoría, una foto negra, pero en la práctica puede aparecer ruido en ella. La cámara utiliza este patrón para determinar la aparición de ruido y utilizarlo para corregir ese efecto en la foto.

4. Evita el sobrecalentamiento del sensor.

Está demostrado que parte del ruido que recoge el sensor es por el calentamiento de este. En sesiones largas en las que se realizan exposiciones prolongadas puede aparecer este fenómeno.

Lo cierto es que no tenemos muchas maneras de evitar el sobrecalentamiento de la cámara, pero en determinadas circunstancias, y sabiendo que hay una parte de ruido que puede venir por este motivo, podemos tratar de dejar reposar un rato la cámara manteniéndola apagada para tratar de que baje la temperatura del interior y afecte menos.

5. Dispara en RAW

Disparando en RAW evitarás que la cámara tome sus propias decisiones a la hora de comprimir las fotografía y ahorrar espacio, manteniendo toda la información adicional. Si el ruido puede resultar un problema en determinado tipo de fotos, lo mejor es que dispares en RAW si tu cámara lo permite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *