Fantasmas en la fotografía: ¿truco o realidad?

fantasmas, fotografia, teatro

Por Sergio Trejo.

Soy un fantasma que desea lo que todos los fantasmas -un cuerpo-
después del largo tiempo que estuve cruzando avenidas inodoras
del espacio sin vida al no olor incoloro de la muerte…

WILIAM BURROUGHS

El ser humano es una caja de resonancia hecha de materia y energía. Antonio Laurent Lavoisier afirmó que “la energía no se crea ni se destruye, sólo se trasforma”, entonces: ¿a dónde partimos cuando la materia muere?

 fantasmas, fotografia, la, dama, cafe

Los antiguos mexicas creían que existía un mictlán (inframundo) con nueve niveles, y algunas religiones afirman que existe un lugar de reposo o de castigo, pero ¿qué pasa cuando cierto vestigio de esa energía se queda en este mundo?, o mejor dicho: ¿qué pasa cuando un fantasma ronda entre nosotros?

Todas las culturas, antiguas o modernas, han creado un folclore propio en torno a la creencia en supuestos espíritus, almas o espectros desencarnados de seres muertos que se manifiestan entre los vivos de forma perceptible mediante sonidos, aromas o desplazando objetos que usaron cotidianamente en vida.

Como parte de las manifestaciones que reafirman la creencia en estos seres, los fantasmas han aparecido en las fotografías desde tiempos muy antiguos, sin embargo, empezaron a ser más frecuentes después de que se descubrieron algunas técnicas y trucos. Muchos fotógrafos aficionados y profesionales sabemos que una proyección fantasmal se logra ajustando el tiempo desde la cámara o superponiendo tomas y elaborando fotomontajes.

fantasmas, fotografia, teatro

Con la finalidad de probar que estas fotografías era simplemente un fraude, el investigador de lo paranormal Robert Toquet, catedrático de la escuela de antropología de París, en su libro El inventario de lo sobrenatural (1971), se dedicó a estudiar el trabajo de supuestos médiums que decían haber logrado fotografiar espíritus.

Así, el investigador detectó una serie de ingeniosos trucos de los que se valían dichos médiums para obtener sus fantasmales imágenes; siluetas pintadas en cortinas con soluciones invisibles a simple vista, que se hacían visibles en la toma fotográfica; desenfoque voluntarios, movimientos de cámara, entre otros.

Sin embargo, Tocquet afirma que ciertos experimentos no tienen explicación razonable. En especial se refiere a las materializaciones realizadas en 1920- 1921 por Kluski en el Instituto Metapsíquico Internacional de Francia. Este médium polaco podía hacer aparecer sorprendentes imágenes de luz tras los cuales era posible ver manos o rostros perfectamente formados que solían aparecer detrás del médium o a su lado.

La ciencia y la psicología afirman que la percepción de este tipo de fenómenos radica en factores como la sugestión, el estrés, el cansancio, alucinaciones inducidas, parasomnias, delirios y un sinfín de factores que modifican las conciencia, pero, ¿quién no ha sido testigo de algo fuera de lógica?, ¿quién no ha escuchado o sentido un murmullo en el oído o una sensación de erizamiento en la piel frente a una situación que no puede explicar?, ¿cuántos de nosotros hemos descubierto fantasmas en nuestras fotografías?

Facebook Comments

Deja un comentario