Foodscape: realidades inexploradas en nuestros alimentos

Lettuce, Seascape

Por Vanessa Mercado.

Imagina un mundo donde las nubes son coliflores, los árboles brócolis, las estalactitas zanahorias, y las rocas trozos de pan. Éste es el mundo creado por el artista y fotógrafo inglés Carl Warner, quien en 1982 (a los 19 años) se decidió por la carrera de fotografía, después de haber considerado dedicarse a la ilustración. Luego de trabajar durante un año con un prestigiado fotógrafo, especializado en fotografía publicitaria, montó su propio estudio.

ajo, flor

A mediados de los años noventa, y como consecuencia de una crisis que empezaba a ocasionar la caída en el número de contratos para su empresa, la inspiración se presentó con forma de comida y empezó a recrear paisajes cuya base eran verduras, frutas y una gran diversidad de alimentos.

Estas creativas fotografías rápidamente llamaron la atención de los medios de comunicación e internet y Carl logró capitalizarlo mediante publicidad para las empresas de alimentos más grandes en el mundo.

Lettuce, Seascape

En sus libros revela que, aunque usa Photoshop para los retoques finales, en realidad monta los paisajes en maquetas con alimentos de verdad; sin embargo, se ve obligado, por la corta vida de las verduras al ser expuestas a la iluminación artificial, a realizar los retratos por partes: primer plano, plano medio y fondo, para posteriormente juntarlos en la postproducción. Admite que podría tomar las fotos de una sola vez, pero declara que los alimentos del primer plano estarían deteriorados para cuando hubiera acabado de montar el fondo.

queso, paisaje

El fotógrafo Carl Warner es un claro ejemplo de lo que se puede lograr con dedicación, observación y la búsqueda continua de propuestas diferentes. Todo puede ser creativamente retratable y formar parte de mundos inexplorados.

warner, hongos, paisaje

Facebook Comments

Deja un comentario