Fotografía de aventuras

fotografo, aventura, atardecer

Por J. Alfredo Sánchez Valenzuela.

Siempre que tengamos planeada una salida, ya sea a algún punto en la ciudad o a un sitio turístico, debemos estar bien preparados para cualquier situación que se presente.

fotografo, aventura, atardecer

Lo más básico que hay que considerar son las baterías; si nuestra ruta va a durar un día, posiblemente con una carga estemos totalmente cubiertos, esta carga la debemos hacer desde el día anterior, no una ni dos horas antes de salir. Carga 100% nuestra batería nos dará un rendimiento de 200 a 300 disparos sin problema (todo depende de que tan usada esta la pila o las características de nuestro equipo). Si llevamos un flash serán necesarias pilas nuevas y de marcas conocidas.

En el caso de una cámara de rollo, hay que tomar en cuenta la temperatura ambiente, ya que en condiciones de temperaturas bajas las baterías consumen mas energía y esto puede causar una limitante para nuestras tomas, debemos prevenirnos con unos o dos juegos de baterías adicionales.

Si la aventura va a durar varios días, debemos llevar el cargador del equipo y nunca perderlo de vista, ya que es muy común perderlo, además hay que contar con varios paquetes de baterías para el flash.

¿Qué lentes debemos llevar? les recomiendo llevar un solo lente con zoom, puede ser el básico 18-55 mm o un 55-250 mm. Con cualquiera de ellos podemos trabajar la profundidad de campo sin problemas. Consideren un lente de mayor distancia focal si van a tomar fauna en algún parque o quieren retratar aves en vuelo.

En cuanto al almacenamiento, debemos llevar una sola tarjeta de memoria de muy buena capacidad (32GB sería lo óptimo), para evitar estar cambiando tarjetas en el camino; de este modo podemos prevenir pérdidas.

Y si aún trabajamos con película, debemos tener al menos cinco rollos de 36 exposiciones cada uno para tener suficiente tomas; en este caso podemos comprar rollos propack de 100 ISO o 200 ISO.

fotografo, aventura, cueva

También es recomendable llevar un paño de microfibra para mantener lo más limpia posible la cámara. Además se debe de contar un una buena maleta, de preferencia pequeña y discreta, donde sólo lleve lo realmente indispensable.

Finalmente, les recomiendo no llevar chalecos de fotógrafo porque esto nos hace ser muy obvios para las personas que les gusta lo ajeno, a menos que salgamos con un grupo de personas ya que esto nos protege más.

Ya que ubicamos estos pasos básicos, ahora debemos tomar en cuenta el sitio al que iremos; yo les recomiendo salidas tempraneras para que puedan aprovechar todas las condiciones de luz en el transcurso del todo el día. Y como dicen en las grandes series de aventuras: “Esta historia continuara…”

Recuerden que la fotografía es como un río, a pesar de haber tomado una fotografía en un sitio específico, ese lugar se mantiene en movimiento, y cuando regresamos tiempo después ya no tomaremos la misma imagen.

fotografo, aventura, mar

Facebook Comments

Deja un comentario