Fotografía, religión y fe

fernando_montiel_klint_vida_obra

No soy artista, sólo soy fotógrafo.

Religión y fe no son lo mismo; la religión es un conjunto de creencias consideradas divinas, organizadas en dogmas que deben cumplirse para profesarla; en cambio, la fe es el sentir expresado y depositado en un “algo” divino para encontrar la paz interior.

Traigo esto a colación porque hay un artista mexicano que, con apenas 35 años, y luego de haber estudiado fotografía en la Escuela Activa de Fotografía y en el Centro de la Imagen, ha sido galardonado con diversos reconocimientos y ha presentado múltiples exposiciones (individuales y colectivas), entre las que destacan “Actos de fe”, trabajo que gira en torno a la pregunta ¿cuál es el aquí y el ahora de la palabra fe en una sociedad que aísla al individuo? sin ligar el concepto fe con el de religión.

En su trabajo Fernando crea escenarios absurdos con un toque irónico que tratan de transmitirnos calma y silencio. Los personajes se ubican en locaciones de la vida cotidiana, pero son presentados con colores brillantes, posturas clásicas, y una iluminación que parece sacada del cine, para conseguir un alto impacto visual. Todos estos detalles han llegado a encasillar sus fotografías como construcciones teatrales y extrañas.

Con esta serie, el autor reflexiona sobre la influencia de la sociedad contemporánea en la conducta y las acciones de los sujetos, quienes son cada vez más dependientes de la tecnología, del consumo y de una constante búsqueda del placer. Para Fernando, el individuo ha abandonado la introspección e indagación de su “yo” interior y ha limitado su libertad. Sobre el tema central de esta serie el propio artista afirma:

Me interesa explorar sobre la noción y el acto de fe en la vida contemporánea, sin ligar este concepto a la religión. Mi liberación mental la recreo con puestas en escena y acciones para ser captadas por la cámara fotográfica donde voy generando realidades artificiosas de absurdas atmósferas en búsqueda de la introspección.

Esta introspección la concibe como una ruta de luz hacia la contemplación y la liberación individual: “se trata de momentos de inspiración en que el infinito se me revela; es como un clímax mental. Aquello que no acaba, lo esencial, trasciende el mundo terrenal; la fe reemplaza a la lógica y se convierte en un acto eterno y circular”.

La sociedad se encuentra saturada de imágenes cuya finalidad es ordenarnos (compra, vende, viste, visita y come); éstas nos crean una imaginación encasillada en el consumismo. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de huir. Gran parte de la sociedad vive del fanatismo y su necesidad de estar conectados virtualmente todo el tiempo.

El fotógrafo se vale de este bombardeo de la publicidad para realizar su obra, pues si bien hay una saturación de imágenes en las calles, la publicidad es el nuevo lenguaje de la era globalizada. Mientras los textos se leen de izquierda a derecha, las fotografías tienen una lectura más directa, de una sola intención.


Somos una sociedad cada vez más egoísta y solitaria, que depende de la tecnología y que no tiene tiempo para la introspección. Vivimos en un mundo sobresaturado de imágenes, videos, sonidos; este exceso de información comercial acorta nuestro tiempo de pensamiento libre y personal. Es por esto que Fernando Montiel propone una reflexión irónica sobre la fe en nuestro tiempo, pues aunque el creer en un ente superior o en una religión no es necesariamente el camino hacia la iluminación, la fe es una buena solución (o pretexto) para regresar a nosotros mismos.

A Fernando Montiel le interesa crear historias que podrían provenir de la mente de sus propios personajes en un estado de concentración que habitan en espacios y atmósferas atemporales, dentro de un mundo con su propia simbología; todos anhelando la libertad total.


fernando_montiel_klint_fe

fernando_montiel_klint_hogar

fernando_montiel_klint_iglesia

fernando_montiel_klint_naturaleza
fernando_montiel_klint_neurosis

fernando_montiel_klint_old_skull
fernando_montiel_klint_satira

fernando_montiel_klint_sobredosis


INTERNARTE:
– Yo creo personajes en busca de un equilibrio, de un estado más allá del bien y del mal.
– Me interesa que les moleste, que les irrite. Me gusta no gustar. Despertar algo en los lectores es la finalidad del arte.


Facebook Comments

Deja un comentario