lewis, carroll, divan

Las controvertidas fotografías de Lewis Carroll

Por Nancy Guadarrama Leal.

El cuarto oscuro era tan misterioso que teníamos la sensación
de que podía suceder en él cualquier cosa…
y también estaba la emoción añadida
de ver cómo habíamos salido en las fotografías.
Viéndolas ahora resulta evidente que el señor Dogson
estaba en la vanguardia de su época en cuanto al
arte de la fotografía y posado se refiere.

Charles Lutwidge Dodgson, mejor conocido como Lewis Carroll, es famoso por haber escrito la historia de Alicia en el país de las Maravillas y además por haber sido un gran fotógrafo.

  lewis, carroll, mantas

A pesar de que abandonó la fotografía por los rumores sobre la pederastia que sonaban alrededor suyo, es cierto que logró un vasto contenido de trabajo fotográfico, el cuál muestra, sobre todo, retratos de niñas, a las que solía llamar “pequeñas musas”. Sin duda, fue Alice Liddell la que, además de inspirar su famosa historia, posó en más ocasiones para su cámara, pues Carroll la retrató desde los cuatro hasta los dieciséis años de edad.

Resulta inquietante y debatible ver algunas de las fotografías tomadas por Lewis Carroll, pues según algunas opiniones, pareciera que sus modelos, niñas, se comportan como mujeres y por lo mismo, las fotografías de ese autor llegaban a ser “sugerentes”, ya fuera por los gestos del rostro, la actitud de sus cuerpos o la posición de sus ropas, lo cual va en contra de la naturalidad de una niña.

Sin embargo, y para otras opiniones, no hay elementos en sus fotografías que demuestren un deseo de que las niñas parecieran mujeres, al contrario, según estas opiniones, el autor pretendía que sus modelos salieran lo más natural posible, mostrándolas como eran, y que simplemente hay un brillante trabajo de dirección fotográfica, el cual sólo expone la naturaleza de la mujer que posee desde la infancia, no sin dejar de lado la inocencia que, según esta postura, sí se nota en las fotografías de Carroll.

lewis, carroll, divan

Lo anterior deja a discusión el tema de si hay algo en naturaleza de las niñas que hace que puedan mostrarse como mujeres o si ese “parecer mujeres” es producto de la premeditación fotográfica.

Lo cierto es que Lewis Carroll intentaba con su trabajo fotográfico expresar lo que él llamó: “la creencia en la divinidad de la belleza”, que era la combinación entre la belleza, la libertad y la inocencia, que para él representaba un estado de perfección moral, estética y física apreciada en los primeros años de juventud.

lewis, carroll, bosque

Aunque existen opiniones que afirman la pederastia de Lewis Carroll basándose en el contenido de sus fotografías, es un hecho que en eso consistía su estilo y, aunque debatible, gracias a sus decisiones detrás de la cámara se obtuvieron fotografías que hasta hoy son aplaudidas, e incluso lo fueron por la misma Alice Liddell: “[…], viéndolas ahora resulta evidente que el señor Dogson estaba en la vanguardia de su época en cuanto al arte de la fotografía y posado se refiere”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *