fredrik, odman, loco

Fredrik Ödman, el sueco loco

Por Calett Oropeza.

… no importa cómo se creó una imagen, es el resultado final lo importante.

De fotógrafo, creativo y loco todos tenemos un poco. Un ejemplo perfecto es este fotógrafo sueco que combina talento y conocimiento para crear imágenes increíbles, a veces misteriosas o viscerales y otras veces luminosas, con colores intensos, pero siempre con un toque de locura que hoy le ha otorgado la fama que se ha ganado.

fredrik, odman, esqueleto

Sus imágenes descubren mundos encantados en lo profundo de su cabeza y luego, con ayuda de una cámara, los explora y nos comparte sus visiones con un toque personal que nos embarca en este viaje extraordinario al centro se su motor de ideas, donde crea personajes y hábitats fantásticos.

Es de suponer que tales escenarios provengan de una mente insana, pero el creador de estas tomas no está loco, aunque es claro que tampoco es como el resto de las personas; su gran imaginación es única y, por fortuna para sus espectadores, hace poco más de diez años cambió el pincel por el obturador. Aunque aún combina ambas disciplinas, él se asume como fotógrafo porque señala que tener acceso a un editor digital abre sus posibilidades creativas mas allá de lo que podría hacer con sus propias manos.

Así, el uso de Photoshop es imprescindible para su trabajo, pero lo tiene tan dominado que sus montajes son extraordinarios y los llena de detalles que hacen descubrir algo nuevo cada vez que se ven sus fotografías.

fredrik, odman, loco

En diversas ocasiones su trabajo ha sido ha sido criticado por el uso del editor digital; se le ha dicho que abusa y que sin él no sería el artista que es. Y puede ser que eso sea cierto, pero su técnica afinada y su dedicación singular merecen reconocimiento en una disciplina donde es de los mejores, pues aunque es obvio que usa truco éste no se nota; es como un buen mago que logra engañar al público pese a que éste ya sabe que será engañado.

Este fotógrafo apunta que el dominio de las herramientas digitales es importante y extienden las posibilidades especialmente en la fotografía moderna, pero saber utilizar Photoshop o cualquier editor es sólo una parte del proceso, pues además hay una producción física que depende de la pintura o construcción de objetos además, claro, de modelos. Por ello el autor afirma: “Muchos artistas se sumergen en la técnica y eso no es bueno. Es posible realizar fotografías excelentes con una cámara barata, pero no se pueden hacer con el equipo más caro si no se ha desarrollado el talento y los conocimientos. Asimismo, no importa cómo se creó una imagen, es el resultado final lo importante”.

De este modo, Ödman es un fotógrafo versátil y abierto a posibilidades que lleva su lente a donde su imaginación le mande, y también le permite realizar fotografías normales con una técnica muy buena; presume ya varias colecciones que abarcan retratos, paisajes, montajes, animales. Imprime siempre simbolismos y claro su estilo que es del gusto de miles de seguidores que ha cosechado a lo largo de mundo.

fredrik, odman, musico, gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *