Grutas de Tolantongo: un oasis a tu alcance

grutas, tolantongo, hidalgo

Por Paulina Rojas.

Las Grutas de Tolantongo es quizá uno de mis lugares favoritos, pues es un sitio donde puedes relajarte mientras disfrutas y admiras lo maravilloso que la naturaleza nos brinda. Si has soñado con poder dormir al lado de un río, sumergirte en aguas termales y nadar en pozas con vistas increíbles, Tolantongo es tu lugar ideal.

grutas, tolantongo, hidalgo

Un poco de historia…

El nombre del lugar proviene del náhuatl Tonaltonko (Lugar de calorcirto). Enrique Rivas Paniagua en su libro Lo que el viento nos dejó: hojas de terruño hidalguense explica: “… los pueblos vecinos lo llaman Tonaltongo (corrupción de Tonaltonko), … pero en 1975 cuando fue descubierto y promovido por la revista “México desconocido” el nombre fue mal escrito y así fue como ´oficialmente´ tomó el nombre de Tolantongo”.

En el ejido de San Cristóbal se encuentra la gruta principal al pie de una majestuosa cascada en donde fluyen aguas termales y manantiales que forman el río Tolantongo, río que con su azul turquesa conserva una temperatura de 34º, perfecta para que los visitantes puedan relajarse en él.

Dentro de la gruta principal se pueden encontrar formaciones geológicas surgidas por la acumulación de sales minerales. La temperatura dentro de la gruta se encuentra entre 35º y 38º centígrados, característica que la hace un maravilloso spa natural.

Se dice que los primeros viajes al lugar se hacían en burro o a caballo y que éstos datan de hace aproximadamente 40 años.

tolantongo, paraiso, escondido

¿Qué hacer?

Las Grutas de Tolantongo ofrecen una gran variedad de actividades para realizar, por lo que siempre tendrás ganas de volver.

Uno de los atractivos más importantes es el río termal, que además de relajarte gracias a la temperatura del agua, te ofrece la oportunidad de aplicarte mascarillas exfoliantes de barro por cuenta propia. El característico color azul del agua de este río se debe a que, mientras el agua corre sobre la roca viva cálcica, la roca se disuelve lentamente en partículas de cal que contienen sales de magnesio y algunos otros cloruros, las cuales le dan ese tono azul tan bello que llama tanto la atención de los visitantes.

La gruta es otra oportunidad para disfrutar de una sesión de relajación natural, adentrarte en él implica una sensación única de fascinación que tienes que experimentar.

El túnel es el lugar donde más se siente ese calor que provoca la sensación de estar en un baño de vapor gigante. A la entrada te recibe el agua fría de la cascada, pero un paso después tu cuerpo se sumerge en el agua caliente y en la obscuridad, sin duda una experiencia única.

Las pozas y cascadas forman una serie de jacuzzis naturales localizados en la parte superior, conocida como “El paraíso escondido”. En las pozas se puede meter a dar un “chapuzón” o simplemente sentarse a la orilla a contemplar la asombrosa vista y disfrutar de este ambiente donde abunda la tranquilidad.

Pero si prefieres dejar de lado la relajación y experimentar una mágica aventura, te recomendamos la tirolesa que se ubica en la zona de “El paraíso escondido”. El trayecto es de 1,890 m dividido en cuatro secciones, recorrido que te permite admirar desde lo más alto la majestuosidad del río, la vegetación, el cerro de la Corona, la zona de acampar y el paisaje en general.

Las Grutas de Tolantongo también ofrecen senderismo, campamento (junto a las pozas o junto al río), albercas, restaurantes, hoteles y muchos otros atractivos que, estoy segura, te harán enamorarte de este lugar.

tolantongo, gruta, cascada

¿Cómo llegar?

Si vienes de la Ciudad de México en automóvil, toma la carretera México-Pachuca (la de cuota), al norte de la ciudad, en la salida a Indios Verdes, a la entrada de Pachuca encontrarás la desviación a Ixmiquilpan a la izquierda, son aproximadamente 2 horas y 20 minutos de viaje, al llegar a Ixmiquilpan, dirígete a la iglesia de San Antonio, lugar en donde encontrarás la salida al municipio de Cardonal, esta salida te llevará directamente a las grutas.

Si vienes de la Ciudad de México puedes abordar el autobús en la Central del Norte en la sala 7 u 8, ahí encontrarás transporte directo a Ixmiquilpan. Al llegar allí deberás tomar una combi hacia el mercado municipal y de ahí caminar dos cuadras hacia la Iglesia de San Antonio, lugar en donde tomarás el transporte público directamente a las grutas.

Para mayor información visita: http://grutastolantongo.com.mx/

Facebook Comments

Deja un comentario