Hasselblad, el tamaño sí importa

hasselblad, equipo, filtros

Por Alfredo Sánchez Valenzuela.

Hablar de Hasselblad es hablar de toda una tradición fotográfica. Fundada en 1841, en Gotemburgo, Suecia, esta empresa siempre se ha distinguido por ofrecer al fotógrafo calidad, confianza y versatilidad. En un principio se pensó como una comercializadora de importación y exportación, por tener una excelente ubicación territorial; unos de los primeros artículos a comercializar fueron repuestos y productos fotográficos.

.

hasselblad, equipo, filtros

.

Arvid Víctor Hasselbland (hijo del fundador) era un apasionado de la fotografía, por lo cual estableció un sector de la empresa dedicado a lo fotográfico y comento: “No ganaremos mucho dinero pero podremos imprimir nuestras propias fotografía de forma gratuita”. Afortunadamente se equivocó, ya que esta división se convirtió en la principal de la empresa y su eje para el futuro.

Años después, Arvid Víctor conoció a George Eastman (fundador de Kodak), e hicieron convenios comerciales por más de 80 años. En 1888 Hasselblad se convirtió en el único importador de los productos Kodak en Suecia. No paso mucho tiempo para que naciera una nueva empresa Hasselblad’s Fotografiska AB, en 1908, la cual se dedicaba enteramente a distribuir los productos y a establecer laboratorios Eastman Kodak en Suecia. Todo este éxito se debió enteramente a una cooperación de confianza y honor entre dos grandes visionarios de los negocios.

Karl Erik Hasselbland, nieto del fundador, tomó muy en cuenta que la empresa era el alma integral de su familia, por lo cual a su hijo Víctor, que nació en 1906, le inculcó la pasión por la fotografía. Cuando cumplió 18 años empezó hacer viajes por varias partes del mundo, fue a Alemania a conocer la industria de la óptica, las cámaras y los objetivos; se empezó a relacionar con toda la industria fotográfica y trabajó con fabricantes de cámaras, películas, laboratorios fotográficos y tiendas de cámaras, con todo esto empezó a comprender esta industria que evolucionaba de forma constante.

En el futuro, Víctor se convertiría también en un gran amigo y aliado de Eastman, ya que le dio la bienvenida en su casa de Rochester. Por su parte, Eastman lo relaciono con los fotógrafos más influyentes de esos años y también con los técnicos que estaban revolucionando la industria fotográfica; con todos estos contactos y conocimiento, Víctor regreso a Suecia para empezar a desarrollar este conocimiento y estrategias comerciales en la empresa familiar.

.

victor, hasselblad, historia

.

En 1934, Víctor se casó con Erna Nathorst y, para 1935, publicó un libro sobre aves migratorias, lo que da constancia de que nunca dejó de lado su pasión por las aves y la fotografía, además participaba de forma constante en exposiciones internacionales.

En 1937, Víctor tuvo conflictos familiares y creó su propia tienda y laboratorio fotográfico “Víctor Foto”, en la zona de Gotemburgo, que en poco tiempo fue todo un existo.

Cuando estalla la Segunda Guerra Mundial, la invasión a Dinamarca y Noruega por parte de Alemania eran un hecho, así que Suecia empezó a tomar medidas para resguardarse de algo similar. No estaba preparada completamente, pero se equipó y preparó con rapidez. Mientras tanto, las tropas alemanas pasaban la frontera de Noruega; los aviones espías alemanes violaron el espacio aéreo Sueco e incluso aterrizaron. Suecia se defendió y destruyó muchos de estos aviones y capturó armas y equipo nazi. De todo esto se resguardo una cámara de vigilancia aérea que funcionaba en su totalidad, por lo que pidieron asesoría de Víctor, que era uno de los más renombrados expertos en cámaras fotográficas de su país, ya que había publicado algunos artículos sobre fotografía y temas técnicos.

En 1940, el gobierno hace contacto con Víctor y le preguntan si puede fabricar una cámara idéntica a la alemana, a lo que responde: “¡No!, pero puedo hacer una cámara mejor”. Con esta motivación, monta un taller de cámaras en el centro de Gotemburgo. Ya instalado, empieza a desmontar la cámara alemana con ayuda de un mecánico muy talentoso y su hermano, pieza por pieza y empieza a desarrollar la primera cámara Hasselblad, conocida como la HK7.

Para 1941, ya se tenía una fábrica con varios empleados, la cual se llamaba Ross Incorporated. En ella empezó a fabricarse en serie de la HK7, cámara de formato de 7 × 9 cm, con película de 80 mm, de objetivos intercambiables, de la marca Zeiss Biotessar, Meyer Tele-Megor o Schneider Tele-Xenar.

Posteriormente, los militares le pidieron a Víctor una cámara que tuviera la capacidad de montarse en los aviones, de ahí nació la SKa4. Todo esto ayudo a que la empresa empezara a inventar nuevos modelos de cámaras.

En 1942 fallece el padre de Víctor, Karl Erik Hasselblad, por lo cual Víctor compra la mayoría de la acciones de la empresa familiar. Entre 1941 y 1945 la empresa suministró un total de 342 cámaras al ejército, pero, siendo un visionario, Víctor tomó este trabajo como experiencia para desarrollar modelos pensados para uso civil.

En este trayecto, Hasselbland también fabricó relojes y mecanismos de relojería. En total se tiene patente de unos 95,000 mecanismos para este fin. Esto sirvió de entrenamiento para las piezas de sus próximos equipos fotográficos a fabricar.

Para 1948, Víctor y su equipo de trabajo presentan su primera cámara para todo el mundo: la Hasselblad 1600 F; una cámara réflex de 6 × 6 con objetivos intercambiables. Su debut fue en Nueva York, con grandes felicitaciones por parte de la crítica; era toda una joya de ingeniería.

En 1952 nace la Hasselblad 1000 F, que incluía seis lentes diferentes y fue el modelo más detallado y resistente. En 1957, continúa el éxito de la empresa, cuando lanzan la revolucionaria Hasselblad 500C, a la cual se le montaban lentes de obturación central y contaba con sincronización de flash a cualquier velocidad de obturación.

Después crearon la Hasselbland SWA y la Hasselblad gran angular SWC y, en 1965 surgió el primer modelo con motor: la Hasselblad 500 EL. Con todos estos adelantos fotográficos Hasselbland se convirtió en sinónimo de confianza en fabricación y calidad de imagen en sus cámaras.

Por ello, en 1962, la NASA autorizó a un astronauta llevar consigo un equipo Hasselbland al espacio y la marca también estuvo presente en el viaje del Apollo 11, además, las primeras imágenes del hombre en la luna fueron tomadas por Neil Armstrong y Edwin “Buzz” Aldrin Jr., con un equipo Hasselbland 500EL/70.

.

Hasselblad, 500EL

.

En 1966, Víctor vende la empresa Hasselblad Fotografiska AB directamente a Kodak, con esto termina una cooperación comercial legendaria, pero no así la amistad de socios y, en 1976, Víctor decide vender la empresa a la compañía Safvean AB.

En 1978, Víctor fallece a la edad de 72 años y deja su fortuna a la fundación Erna y Víctor Hasselbland, que tiene el cometido de promover la investigación y la docencia académica en el área de las ciencias y la fotografía. De forma anual, dicha fundación entrega el premio Hasselbland Foundation International Award in Photography.

A pesar del cambio administrativo de la empresa, ésta se ha mantenido como líder mundial en fotografía. En 1998 realizó una alianza con Fuji Photo Film y desarrolló la Hasselbland Xpan, cámara de utilizaba película de 35mm para tomas panorámicas de formato medio y también tomas normales.

En 2002, la empresa ya desarrollaba sus primeras cámaras digitales de formato medio, que a la fecha son el pináculo de la fotografía digital de hoy en día. Todo este desarrollo tecnológico viene de la confianza mutua de dos empresarios visionarios que en ningún momento tomaron ventaja del otro y se volvieron exitosos de forma mutua.

Y aquí si aplica la regla de que el tamaño sí importa, porque Hasselbland es grande y siempre se mantendrá grande, tanto en su fabricación y desarrollo como en sus equipos.

Facebook Comments

Be the first to comment on "Hasselblad, el tamaño sí importa"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: