Imagen a nuestra semejanza

foto, polemica, giorgio, viera

Las fotografías tienen esta autoridad de ser testimonio,
pero casi como si tu tuvieras un
contacto directo con la cosa…
SUSAN SONTAG

Por Alejandra Delgado.

Durante mucho tiempo, fotografía y documento fueron casi sinónimos. Para quienes nacimos en una era plagada de imágenes, un mundo en que el periodismo no esté ligado directamente a la imagen fotográfica (fija o en movimiento) es algo difícil de imaginar.

Sin embargo, en 1839, cuando el gobierno francés le otorgó a Daguerre la patente del proceso fotográfico, las publicaciones periódicas aún no tenían la capacidad de usar este medio en sus páginas. Si bien los daguerrotipos se expandieron pronto, los pioneros de la fotografía periodística tardaron un par de décadas en aparecer.

Poco a poco, esta nueva técnica que generaba documentos visuales de manera directa modificó por completo la forma de documentar. Los procedimientos manuales, como el dibujo y el grabado, pronto fueron sustituidos en el terreno periodístico por imágenes fotográficas, que superaban a sus antecesores en rapidez y detalle. Así, a lo largo del siglo XIX y en una buena parte del siglo XX se creó alrededor de la fotografía un halo de veracidad y exactitud que convirtieron el carácter testimonial de la fotografía en su función dominante.

foto, polemica, giorgio, viera

Desde entonces la fotografía ha sido compañera constante de la labor periodística. Las primeras décadas del siglo XX fueron escenarios para numerosas publicaciones ilustradas fotográficamente y los avances tecnológicos en el área de impresión permitieron que esta relación se volviera fundamental. Así, la relación directa entre fotografía y realidad se convirtió en el eje fundamental del acto fotográfico.

Sin embargo, ya lo dijo Fontcuberta “Cada sociedad necesita una imagen a su semejanza.” En la era de la fotografía digital la forma de crear, publicar e interpretar la fotografía ha sufrido transformaciones cruciales. Ahora, hablar de la fotografía como imagen “directa” de lo real es cada vez más difícil y esto ha intensificado el debate en torno a la manipulación y veracidad de las imágenes: ¿qué es ahora la fotografía documental?, ¿hay en verdad un límite infranqueable entre la imagen documental y la construida?, ¿la foto construida es necesariamente una mentira?, ¿lo documental está relacionado con la inmediatez de la imagen o tiene que ver más con un juego de intencionalidades?

fotoperiodismo, campesinos, pedro, meyer

Deja un comentario