Consejos para imprimir fotografías de gran formato 2018.

Actualmente con las cámaras fotográficas digitales muy pocas ocasiones imprimimos nuestras fotos, pero si has pensado en imprimir algunas de ellas y no solo en un formato estándar si no en un gran formato hay algunos factores que debes de tener en consideración.




Impresoras.

Lo ideal es imprimir en algún laboratorio que cuente con impresoras profesionales que aunque tardan más tiempo en entregarte tu trabajo obtendrás una mayor calidad de imagen a comparación de una impresora de casa, además de que aceptan tamaños de pequeño a gran formato.

Otra ventaja es que puedes tener más variedad de materiales para escoger además del papel fotográfico brillantes, mate, o metálico también puedes optar por materiales como papel para posters, fotografías sobre lienzo, metacrilato, paneles ligeros, madera y hasta vidrio.

Tipo de papel.

Dentro de los papeles fotográficos hay una gran variedad de ellos con diferentes gramajes, calibres, brillos y acabados, la selección de alguno de ellos dependerá del resultado y lo que quieras transmitir.

Por ejemplo el papel brillante te ayudara si quieres un mayor contraste donde los colores negros sean más intensos, el papel mate harán que las texturas de tu imagen se vean más suaves, y papel semi mate te dará un equilibrio entre el contraste y la suavidad.

Tamaño de impresión.

Debes de tener en mente el formato que deseas, hay algunos formatos estándar que se manejan en pulgadas como 4×6, 6×8, 6×9, 8×10, 8×12, 11×14, 16×20, 20×24 y 30×40, de los cuales los tamaños 4×6, 6×9 y 8×12 son los que guardan mayor proporción al formato que manejan las cámaras digitales.

Existen algunos otros formatos en los cuales tendrás que ajustar tu imagen para que encaje en dicho formato aquí deberás tener mucho cuidado de no cortar alguna zona importante de tu fotografía.

Resolución de imagen.

El tamaño de las imágenes se mide en pixeles, que son los pequeños puntos que conforman una imagen. El tamaño de la imagen dependerá de la cantidad de megapixeles del sensor de la cámara, cuanto más alto sea será mejor la resolución de la imagen y por lo tanto se obtendrá una mejor impresión de la misma.

Al momento de imprimir se deben de tener en cuenta los DPI (puntos por pulgada o pixeles por pulgada) que es como se mide la resolución de una imagen impresa, cuanto más alto el valor más fina será la impresión.

Para una imagen de gran formato es recomendable que tenga una resolución minima de 150 dpi hasta 300 o 400dpi ya que si es menor perderemos nitidez en la impresión. Para saber el tamaño máximo al que podemos imprimir una fotografía, y conociendo el tamaño de nuestra imagen, basta con realizar el siguiente cálculo:

Tamaño máximo de impresión= (Tamaño de la fotografía en píxeles x 2.54cm) / 300dpi

De esta forma nos podremos asegurara de que la fotografía se imprima de manera correcta sin llegar al punto de pixelearla.

Formato del archivo.

Existen diferentes formatos en los que se puede guardar una imagen, el más común es JPG que no es recomendable para imprimir una imagen en gran formato ya que es un archivo comprimido que va perdiendo información cada vez que la abrimos, la modificamos y la guardamos.

El formato RAW es un formato que contiene toda la información de la imagen, este formato lo traen muchas cámaras pero se requiere de un programa especial de edición como Lightroom para poder manipularla, además de que son archivos muy pesados.

El formato PSD es el formato nativo de Photoshop, este archivo guardara las capas que se hayan creado en este programa.

TIFF es un archivo que no tiene compresión, este formato es ideal para usar al momento de imprimir sin que se pierda información por el camino y así obtener una impresión de calidad.

Color de la imagen.

Tanto las computadoras como nuestras cámaras usan el modo de color RGB (rojo, verde y azul) los cuales son colores luz, sin embargo las impresoras trabajan en el modo CMYK (cyan, magenta, amarillo y negro) que son los colores pigmento, por esta razón si tu llevas un archivo al laboratorio en modo RGB al hacer la conversión a CMYK los colores se verán más opacos.

Para que esto no suceda puedes modificar el modo de color desde Photoshop en menú/Imagen/Modo/Color CMYK, al hacer esto los colores se modificaran pero podrás ajustarlos antes de guardar, así te aseguraras de que los colores que ves son los colores que se imprimirán.

Facebook Comments

Be the first to comment on "Consejos para imprimir fotografías de gran formato 2018."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: