La Zona del Silencio

desierto, zona, silencio, chihuahua

Lugar de mitos y fenómenos sin explicación

Por Paulina Rojas.

La Zona del Silencio es un enigmático desierto localizado entre Durango, Chihuahua y Coahuila, el cual se convirtió en una gran atracción debido a las místicas historias que se cuentan sobre él; además, este sitio alberga especies animales y vegetales excepcionales.

desierto, zona, silencio, chihuahua

Un poco de historia…

La primera vez que se habló de este lugar fue a principios de los años treinta, cuando Francisco Sarabia, un piloto mexicano, aseguró que su radio empezó a fallar de una forma extraña mientras sobrevolaba la zona. Desde ese momento muchas personas que han estado en el sitio informan que los radios fallan y las brújulas dejan de funcionar correctamente.

A principios de los años setenta, un cohete de la NASA, el Athena, perdió el control y cayó sobre la región. Un equipo de especialistas estadounidenses llegó para localizar el artefacto y contrataron algunos lugareños para ayudarles. Curiosamente, a pesar de todos los recursos empleados, incluyendo aviones, la búsqueda se prolongó por varias semanas.

Cuando el cohete fue encontrado, se tendió un corto tramo de vía desde la estación de Carrillo para sacar los restos del aparato y, además, bajo el supuesto de que estaba contaminada con desechos radiactivos, se embarcaron varias toneladas de tierra del área vecina al lugar del impacto. Las operaciones se realizaron con un fuerte dispositivo de seguridad, de manera que ni los lugareños pudieron ver los restos del cohete. Estas situaciones misteriosas hicieron que crecieran las sospechas, rumores, mitos y leyendas sobre este lugar.

Flora y fauna única

La Zona del Silencio no es sólo reconocida por sus místicas historias, sino también por la gran riqueza biológica que alberga.

Existen áreas en las que se concentran numerosos fragmentos de aerolitos, así como especies endémicas, como la tortuga del desierto, reptiles únicos en el mundo y abundantes nopales violáceos.

También se pueden encontrar especies vegetales como la gobernadora, la sabaneta, ocotillos, magueyes y cactáceas, algunas de ellas endémicas. La fauna incluye liebres y conejos, ratones y ratas canguro, zorros, coyotes y búhos. Al igual que la vegetación, los animales sufren adaptaciones especiales que les permiten vivir en las condiciones adversas de esta árida región.

En 1974 se estableció en la zona una reserva de biosfera, que inició bajo la dirección del Instituto de Ecología, con la participación activa del Gobierno del estado de Durango, CONACYT, INIREB, IPN, SEP, Comités MaB-México y MaB-E. U., École Normale Supérieure de París, Universidad de Arizona, Musée National d’Histoire Naturelle de París, UNAM y otras organizaciones.

Además, se dice que el magnetismo influye en la frecuencia, con la que se pueden apreciar numerosas estrellas fugaces que se acercan tanto que parecen bolas de fuego.

zona, silencio, chihuahua, paisaje

¿Cómo llegar?

Para llegar a la Zona del Silencio hay que trasladarse al pueblo de Ceballos, Durango, desde donde deben transitarse 55 km hacia el este por brecha. Se encuentra situada entre Durango, Chihuahua, y Coahuila, en el lugar llamado Vértice de Trino. Se localiza entre los paralelos 26 y 28 de latitud Norte y los meridianos 104° y 106° de longitud Oeste. Tiene latitudes en común con las Pirámides de Egipto y el Triangulo de las Bermudas.

Facebook Comments

Be the first to comment on "La Zona del Silencio"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: