Julio Le Parc, arte y dinamismo

julio, le, parc, muestra

Queremos interesar al espectador, sacarlo de sus inhibiciones
Queremos hacerlo participar
Queremos desarrollar en el espectador una fuerte capacidad de percepción y acción.
GRAV

Por Atziri Servín Pichardo.

Muchas veces no nos ponemos a pensar en la relación que tienen ciertas disciplinas, damos por hecho que la medicina tiene que ver con la biología y la física, la fotografía con la óptica; pero relacionar disciplinas que parecen alejadas entre sí nos cuesta trabajo, tal es el caso del arte con la ciencia. Muchos inventos científicos han influido en diversas técnicas artísticas, en esta ocasión hablaremos de un artista que ha sacado provecho de dicho vínculo en favor de sus obras a partir del uso de aparatos científicos.

julio, le, parc, retrato

Julio Le Parc nació en la ciudad de Mendoza, Argentina, en 1928. En 1942 comenzó sus estudios en la Escuela de Bellas artes de Buenos Aires y se interesó por los planteamientos del arte concreto. Cinco años después abandonó su carrera, al tener contacto con el anarquismo y marxismo. En 1958, viajó a París, becado por el Servicio Cultural Francés, allí se interesó por las investigaciones cinéticas y propuestas de arte óptico y comenzó a experimentar con ellos en las pinturas. Así realizó secuencias de formas, posiciones y colores progresivos para generar inestabilidad visual. A la par de sus investigaciones, fundó en 1960 el Grupo de Investigación de Arte Visual (GRAV), junto con otros colegas.

Durante este periodo Le Parc continuó investigando el movimiento con ayuda de pequeñas cajas de luz que se movían manualmente y producían cambios en las imágenes y el color. Creó también sus primeros móviles iluminados con ayuda de luz indirecta, proyectado sombras sobre pantallas curvas y planas que integran luz y movimiento. Su obra está compuesta, en su mayor parte, por relieves; recurre a líquidos fosforescentes, hilos de nylon y bandas metálicas movidas de forma mecánica. A partir de 1969 trabaja una gama de catorce colores muy bien definidos.

La obra de Le Parc propone una alternativa a la obra artística tradicional, que es vista como algo estable y definitivo (como las pinturas y esculturas tradicionales); es por ello que experimentó con la luz y el movimiento. Otro de sus propósitos es motivar la participación activa de un público no especializado.

julio, le, parc, colores

Junto con GRAV realizó encuestas, jornadas callejeras, salas de juegos e invitó a las personas a relacionarse de manera directa con las obras, buscando que el espectador las interpretara de manera libre, y que con esta libertad se impulsara la reflexión sobre lo cotidiano como una postura, incluso, política.

Las obras cinéticas de Le Parc han sido hechas con materiales industriales que incluyen la sorpresa, el movimiento y la transformación producida, a partir de la manipulación por parte del espectador. A partir de 1964, incorpora micromotores que se activaban con botones gracias a la ayuda de los espectadores que los hacían funcionar.

Gracias a la relación entre disciplinas, Le Parc ha logrado crear piezas únicas que invitan al espectador a unirse a ellas, al tiempo que se vuelven partícipes del arte, el chiste es ese, mantenernos en movimiento, no detenernos, siempre buscar nuevos medios; como bien dice el artista “de una forma u otra, participamos en la situación social. El problema de la dependencia y de la pasividad de la gente no es un problema local, sino general, aun con variación en sus aspectos.

Llega a ser más agudo en los centros donde la tradición y la cultura tienen mayor peso, y donde la organización social es más evolucionada”.

julio, le, parc, muestra

INTERNARTE:
– La GRAV estaba integrada por Julio Le Parc, Horacio Demarco, Francisco García Miranda, Horacio García Rossi, François Molnar, François Morellet, Sergio Moyano Servanes, Francisco Sobrino, Jöel Stein y Jean-Pierre Yvaral.
– Arte cinético. Son piezas realizadas con materiales industriales que incluyen el factor sorpresa, el movimiento y la transformación, producida a partir de la manipulación por parte del espectador.

Deja un comentario