Mundos surrealistas de Logan Zillmer.

En los mundos surrealistas de Logan Zillmer, encontramos mundos imaginarios, historias de locaciones fantásticas, en donde Zillmer utiliza elementos cotidianos, su creatividad y editores de imagen como Photoshop.
Para todo autor de series temáticas fantásticas, cada imagen es única y aun cuando en conjunto traten de explicar lo mismo, por ejemplo, lo absurdo y cotidiano de la vida, en muchos casos las imágenes en la serie no se entrelazan.





Crea mundos imaginario utilizando elementos cotidianos, su creatividad y un poco de Photoshop.

Sus imágenes cumplen con lo establecido en el proyecto 365 Photo Challenge, desafío fotográfico que impulsa a los artistas a crear obra.


Este es el caso de Zillmer. Sus imágenes son una serie que cumplen con lo establecido en el proyecto “365 Photo Challenge”. Desafío fotográfico que impulsa a los artistas a crear obra durante cada día del año.


Participar en este proyecto le ha permitido al autor ser más creativo e ingenioso.


Participar en este proyecto le ha permitido al autor ser más creativo e ingenioso, su serie para el desafío, muestra escenas en las que transmite soledad y aislamiento. Un trabajo surrealista donde recrea ensueños y visiones oníricas, influenciadas por el pintor surrealista Rene Magritte. Aunque es importante mencionar, que su fuente máxima de inspiración son sus hijos mellizos.


El autor comenta: “mucha gente ve a los niños como el principio del fin de la vida artística de alguien…”.

Continua: “yo los veo como lo contrario, como una inspiración para crear más y mejor arte”.


En propias palabras del autor, comenta: “mucha gente ve a los niños como el principio del fin de la vida artística de alguien… yo los veo como lo opuesto, como una inspiración para crear más y mejor arte”.


Su trabajo surrealista recrea ensueños y visiones oníricas influenciadas por el pintor surrealista Rene Magritte.

Algunas de sus imágenes transmiten sensaciones de aislamiento y conformidad.

Facebook Comments

Deja un comentario