El ojo humano: nuestra increíble cámara fotográfica

camara, ojo, fotografia

Por Sergio Trejo.

La visión es el tacto del espíritu

FERNANDO PESSOA

El cuerpo humano es una complicada estructura que contiene más de 200 huesos, un centenar de articulaciones y más de 650 músculos, pero es el ojo humano uno de los aparatos más exactos y perfectos de la fuerza creadora, sus funciones son maravillosas, nos permite admirar la belleza del cielo, la tierra y el mar; miles de colores, paisajes, el brillo de las luces, nos permite leer, reconocer a nuestros familiares y amigos; entre muchas otras cosas.

camara, ojo, fotografia

Siempre se ha dicho, y con mucha razón, que el objetivo de una cámara fotográfica guarda mucha semejanza con el ojo humano; pese a su gran complejidad, el ojo consigue realizar el enfoque de las imágenes mediante un “lente” único: el cristalino, este lente posee una extraordinaria capacidad de adaptación. Gracias a la modificación instantánea de su forma y de su grosor, el cristalino enfoca automáticamente los objetos situados a una distancia de pocos centímetros y puede, en una fracción de segundos, adaptarse para la visión de un cuerpo celeste tan alejado como la luna.

Hasta el momento ningún fabricante de objetivos puede presumir poseer el secreto que permita llegar a construir un lente tan perfecto como lo es el ojo humano; si se compara uno con el otro, es simplemente porque se han copiado más o menos todas las características del ojo con el fin de obtener un dispositivo mecánico que cumpla la misma función del modo más aproximado. Con todo, y a pesar de su capacidad para modificar su curvatura, el cristalino no consigue enfocar de manera simultánea y conjunta dos objetos muy separados, cosa que realiza con facilidad el objetivo fotográfico con ayuda del diafragma.

ojo, camara, fotografica

Teniendo en cuenta que el cristalino se aplana al contemplar objetos alejados y adquiere su máxima curvatura al examinar los más próximos, se comprende el por qué las lentes utilizadas en fotografía tienen distintas curvaturas, desde la forma casi plana de un teleobjetivo hasta la casi esférica de un “ojo de pez”, con el cual se consigue enfocar imágenes situadas entre distancias y hasta el infinito.

Esta similitud entre el ojo y la cámara fotográfica se refiere a personas con vista normal. Las deficiencias de miopía, hipermetropía, astigmatismo y de más enfermedades no se considerarían, ya que, si la película no sirve (es decir la retina), no importa que tan bueno sea el resto del ojo, no se tendrá una imagen de buena calidad.

FUENTES:

Jhon Lenizan ( 1974) ” Ingeniería Humana” Madrid
Karten Editora (1974) “El cuerpo humano” Buenos Aires
Http://rosavision.blogspot.com/2008_06_01_archive.html

Facebook Comments

Be the first to comment on "El ojo humano: nuestra increíble cámara fotográfica"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: