Salvador Dalí

Salvador Dalí acertó al transmitir una nueva vida al surrealismo europeo, hasta convertirse en su más conocido representante; sus confusas ideas estéticas (el llamado método paranoico-crítico) fueron mucho menos decisivas que sus impactantes composiciones. A las que trasladó con magistral precisión técnica un increíble universo onírico y simbólico, tan nítido y luminoso como profundamente inquietante y perturbador.

Esta fotografía se hizo en el estudio de Nueva York de Philippe Halsman en 1948, fue tomada con la cámara reflex de Halsman de formato 4 x 5 y doble lente . Con el fin de hacer la fotografía, el caballete, dos pinturas de Dalí, y el banquillo fueron suspendidos del techo por cuerdas. La esposa de Halsman tomaba la silla en el aire. Todos estos artículos mientras que aparecen como parte de la confusión masiva y movimiento de la imagen, en realidad están fijados en su lugar.

dali_arte_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *