Si ocurre allá, ocurre aquí

¿Cuántas veces te has preguntado sobre la violencia que se genera constantemente en todo el mundo?, ¿a cuántos niños, mujeres u hombres les son quebrantados sus derechos en este instante?, ¿cuánto sufrimiento existe en este momento, mientras estás leyendo esto?

It’s not happening here but it’s happening now
It’s not happening here but it’s happening now

Hablar sobre el tiempo y el espacio es un asunto difícil, pues ambos se mezclan y nunca coinciden. Resulta complicado imaginar lo que sucede en otro espacio que no sea el que ocupamos en el presente; sin embargo, eso no es pretexto para comportarnos de forma indiferentes ante situaciones que nos afectan como humanidad, aunque tal vez no de manera directa.

La campaña It’s not happening here but it’s happening now (No está sucediendo aquí, pero está sucediendo ahora) pretende dar cuenta de lo anterior; por medio de posters “invisibles”, los cuales presentan situaciones violentas que no pasan en el espacio físico de un lugar determinado, pero que están sucediendo en otro lugar.

La campaña es iniciativa de la asociación Amnistía Nacional de Suiza, y en ella se retratan diversos abusos de los derechos humanos. Más allá del asunto que trata, la idea de enmarcar las escenas con lo “real” hace que esta campaña se perciba mucho más cercana a su espectador, el cual, sin duda, experimenta conmoción, no sólo porque el hecho se plantea más próximo a su entorno, sino también porque las fotografías de los posters hablan por sí mismas.

It’s not happening here but it’s happening now
It’s not happening here but it’s happening now

It’s not happening here but it’s happening now puede presentar pros y contras. Por un lado dichos posters promueven la consciencia, sensibilización y empatía, que llegamos perder con frecuencia mientras nos preocupamos sólo de lo que nos afecta de manera directa, mientras olvidamos muchas otras situaciones que suceden en otras partes del mundo. Sin embargo, lo anterior también puede resultar contraproducente: no por preocuparnos sólo por aquello que sucede en el mundo debemos dejar a un lado nuestro propio bienestar o el bienestar de la sociedad que tenemos más próxima.

Como en todo, hay que encontrar el equilibrio. Debemos aprender a conciliar el bienestar propio con el social. Sin duda alguna, el valor de esta campaña reside en que las imágenes fungen como un constante y puntual aviso de aquello de lo que formamos parte, aun sin que lo vivamos.

It’s not happening here but it’s happening now
It’s not happening here but it’s happening now
Facebook Comments

Deja un comentario