Sincronización de flash

nikon, speedlight, sb, 910

Por Alfredo Sánchez Valenzuela.

Hacer fotografías con flash permite captar momentos y generar un sinnúmero de efectos diferentes. Pero es necesario saber cómo, cuándo y dónde debe usarse. Al realizar una toma, las cortinillas del obturador se activan por cierto tiempo; esto da el lapso necesario para que el sensor capte luz. Por ello, cuando se utiliza flash debe existir una sincronía entre el destello y la velocidad de obturación.

Si se utiliza una velocidad de obturación demasiado rápida, se tendrán tomas con sombras producidas por las cortinillas del obturador. Por el contrario, si se utiliza una velocidad más lenta, se corre el riesgo de que la toma salga sobreexpuesta e incluso de que transmita la sensación de movimiento. La sincronía entre el obturador y el flash por lo general debe ser entre 1/200 o 1/250 segundos.

sincronizacion, de, flash

Al usar esas velocidades de obturación, el sensor no está completamente expuesto a la luz y el tiempo de exposición es tan pequeño que antes de que la primera cortina termine de abrirse la segunda ya está empezando a cerrarse. Es decir, la exposición es una fina línea que se desplaza a lo largo del sensor, en vez de una exposición completa.

Considerando que el flash es un haz de luz corto, que tiene un tiempo de vida determinado, resulta difícil hacer una toma en la cual sólo se tenga una pequeña línea de iluminación. Sin embargo, ahora contamos con “high Speedy sync o HSS”, esta permite que el flash pierda potencia pero obtiene la capacidad de exponer el sensor, sin importar qué tan pequeña sea la línea de luz que pasa el por obturador. A diferencia de sólo hacer un disparo con mucha potencia, se dispara varias veces a una potencia más baja, lo cual permite seguir el recorrido de las cortinillas e iluminar la escena y el sensor.

Los flashes de última generación cuentan con su propia tecnología HSS para tener la sincronía exacta, con tiempos de velocidad altos y tiempos cortos que no permiten errores. Entre ellos están los siguientes flashes:

Canon Speedlite 430EX II

Un flash versátil y de gran potencia. Amplia las opciones de captura con un número guía de 43. Cuenta con capacidad de flash esclavo inalámbrico, nueve funciones personalizadas y un cabezal de zoom de 24-105 mm. Es un flash de gran potencia, adecuado tanto con flash de rebote como con teleobjetivo. La medición de E-TTL II con cámaras compatibles ofrece una exposición precisa en todas las situaciones, incluso cuando la luz rebota en una pared o en el techo. Para disponer de más control, la potencia del flash se puede establecer manualmente en incrementos de 1/3 de punto entre 1/1 y 1/64 de potencia.

Canon, Speedlite, 430EX II

Canon Speedlite 600EX-RT

Está diseñado para ofrecer una mayor amplitud de zoom en el cabezal y un control esclavo inalámbrico por radio. Cuenta con medición de flash E-TTL, número guía de 60, cabezal de autozoom de 20-200 mm con amplio panel difusor de 14 mm y función esclava inalámbrica por radio. Además incluye una función esclava inalámbrica óptica, control remoto de la cámara mediante radio, flash estroboscópico, reciclaje rápido y silencioso, complemento del filtro de color, pantalla LCD matricial y puerto de sincronización con PC.

Canon, Speedlite, 600EX, RT

Nikon SB700

Esta unidad Speedlight está optimizada para usarse con el sistema de iluminación creativa de Nikon. Permite total libertad para posicionar el cabezal; cuenta con control inalámbrico para controlar flashes compatibles a distancia; puede optimizar la calidad de la luz con las selecciones para iluminación general ponderada al centro o uniforme para grupos o interiores; detecta el formato FX, DX o administra la distribución de luz. Su cobertura es desde 24mm hasta 120mm en formato FX y su número gua es de 28 m a ISO 100, posición del zoom de 35 mm, en formato FX, o 39 m a ISO 200, posición del zoom de 35 mm, en formato FX.

Nikon SB910

Este flash está diseñado para equipo réflex y para algunos modelos de la línea de Coolpix, como el P7000. Es un flash muy versátil. Cuenta con i-TTL. El SB-910 puede funcionar como un Speedlight montado en la zapata de contactos, una unidad remota o un controlador inalámbrico. Cuenta con un amplio rango de zoom desde 17-200 mm, El SB-910 ofrece una interfaz mejorada que agrega un botón exclusivo para el Menú y botones iluminados para tener un mejor control en condiciones de baja iluminación. Además, los filtros rígidos de corrección de color proporcionan durabilidad y comodidad cuando son usados con la cámara para ajustar automáticamente el balance de blancos y cuando se toman fotografías en ciertas situaciones, como en secuencia rápida. Para prevenir el recalentamiento del tubo del flash, se adoptó una protección mejorada de recorte térmico que reduce la velocidad de reciclaje en lugar de apagar el flash.

Su número guía es de 34 a ISO 100, su ángulo de rotación horizontal de +180º a -180º y vertical de 7° a 90°. Su cobertura va de 8 a 11mm, de 12 a 17mm (FX), de 12 a 200mm (DX) y de 17 a 200 mm. Detecta automáticamente si usamos Nikon FX o Nikon DX para hacer los ajustes necesarios. Promete un tiempo de reciclado de aproximadamente 2.3 segundos a plena potencia usando baterías NiMH y de 3 segundos en caso de usar alcalinas.

nikon, speedlight, sb, 910

El control de flash debe ser preciso y bien controlado, en las diferentes condiciones en las que se realicen tomas, se debe de considerar el uso dependiendo la condición. Así que, hay que considerar siempre tener a la mano la posibilidad de dar un destello de flash para cambiar radicalmente la toma.

Facebook Comments

Deja un comentario