Congelar fotografías

Cuando queremos tomar una fotografía rápida,  hay factores que debemos tomar en cuenta. Lo principal es tener preparada la cámara para las condiciones de luz en la que se encuentre la escena; al tomar la exposición del lugar y tenerla registrada así como al hacer los ajustes y pruebas necesarias, se tendrá la confianza de realizar tomas sin mayores problemas.

© C H A S E • J A R V I S
© C H A S E • J A R V I S

La captura de imagen debe estar siempre en mofo RAW, esto nos garantiza un archivo mucho mejor que un JPG, con estos archivos se tendrá mayor capacidad de desarrollo si se van a hacer algunos ajustes digitales posteriores.

Si el escenario es al aire libre y la condición de luz en muy buena, lo mejor es trabajar con ISO 100 o máximo ISO 200 (estas sensibilidades también ayudan a tener mayor margen de ampliación al momento de imprimir). La velocidad de obturación debe estar entre 1/250 y 1/500 para congelar cualquier movimiento.

Otro elemento importante es el lente que se esté utilizando. Siempre hay que recordar que entre más luminoso sea este, mayor combinación de exposición se tendrá y se podrán emplear velocidades de obturación más rápidas. Si se realizan tomas con iluminación natural,  no es tan necesario un lente muy luminoso, pero siempre hay que tomar en cuenta las capacidades reales del objetivo para no fallar.

Un elemento opcional en este tipo de trabajos es un flash, que también garantizara una toma congelada. Deberá utilizarse una velocidad de obturación de entre 1/200 y 1/250 de sincronía; esto también asegurará una buena toma.

Un buen accesorio para congelar el movimiento con luz de día es un monopie; éste, al ser un soporte discreto, puede estar montado a la cámara todo el tiempo sin causar incomodidad al fotógrafo y asegurará más velocidad y precisión.

Si se trabaja en condiciones un poco más difíciles, como en interiores iluminados o poco iluminados, es necesario aumentar la sensibilidad ISO entre 400 y 800, y la velocidad de obturación debe ser entre 1/500 y 1/1000. En estas condiciones se debe tomar en cuenta que, al trabajar con sensibilidades mayores, se puede tener el problema del “ruido” del pixel, todo lo va a determinar el modelo de cámara; afortunadamente hay algunos modelos que prácticamente han eliminado este problema, pero siempre es necesario tomarlo en cuenta cuando las condiciones de luz son bajas. En estas condiciones de luz, utilizar un tripié puede ser una muy buena opción, esto lo va a determinar el espacio donde se está trabajando.

© C H A S E • J A R V I S
© C H A S E • J A R V I S

En trabajos profesionales se deben de considerar los siguientes puntos:

  • De preferencia la cámara debe tener sensor full frame.
  • El equipo debe hacer ocho o más disparos sobre segundo.
  • Los lentes a usar deben de ser muy luminosos.
  • El fotógrafo debe de contar un una buena carga de batería y se puede apoyar en un grip (accesorio para colocar dos baterías o para adaptar seis baterías AA) para este caso.
  • También será necesario un equipo de iluminación. Hay equipos que pueden trabajar con velocidades superiores a 1/8000 y deben contar con ciertos accesorios para lograrlo, pero los resultados son formidables.

Se dice que en las primeras fracciones de segundo en las que ocurrió el Big Bang están los grandes secretos de la vida, si en ese momento hubiera existido una cámara con la velocidad de obturación necesaria para capturarlo, posiblemente ya se sabría este gran secreto.

© M A R T I N • W A U G H
© M A R T I N • W A U G H

 

Por una generación de creadores contemporáneos.
Taller de fotografía creativa online – Alfredo Sáncez

Facebook Comments

Deja un comentario