Tutorial para crear tu mochila fotográfica protectora.

Para los fotógrafos nos es de mucha utilidad una maleta o mochila fotográfica, donde sabemos que nuestro equipo estará protegido ante cualquier golpe durante nuestro traslado, pero éstas siempre resultan ser un tanto costosas y llamativas, ocasionando que los que terminamos corriendo riesgo seamos nosotros mismos y ya no el equipo fotográfico.

Así que, para evitar ser despojados de nuestro equipo y no gastar tanto dinero, para mejor invertirlo en algún otro artículo que nos haga falta. Hoy crearemos ésta bonita maleta, la cual está diseñada para ser transportada dentro de tu mochila diaria, ya que la haremos desde cero con las medidas que ustedes mismo tomen para ello.






MATERIALES:


• Vas a necesitar 2 tipos de telas, una suave y otra más resistente.
• Hule espuma.
• Un cuaderno.
• Una caja.
• Velcro.
• Hilo de color similar al de tus telas.
• Alfileres.
• Regla y escuadra.
• Tijeras.
• Marcadores que contrasten con los colores de tu tela.
• Máquina de coser o aguja e hilo.


 

PROCEDIMIENTO:


  • Toma las medidas internas de la base de tu mochila preferida, ya que éste tamaño será el estándar para tu maleta.
  • Decide la altura que tendrá tu maleta, sin exceder en proporciones, puedes usar algún objetivo largo para medir el estándar que necesitas.

  • Una vez que tengas el área base y altura de tu maleta, en una hoja de papel dibuja un plano de un prisma rectangular a escala, utilizando tus medidas y sin tomar en cuenta la tapa.
  • Deja un margen de 2 cm alrededor de tu plano, para que tengas espacio de sobra para poder coser.
  • En la caja, recorta un rectángulo del tamaño de tu base, esto le dará fuerza y forma.

  • Marca el área total en las dos telas, córtalas y marca las divisiones de las paredes y la base y recorta los sobrantes, recuerda dejar los 2 cm alrededor del área de tu maleta.
  • En el área de la base acomoda tu equipo fotográfico como mejor sientas que va a estar distribuido, mide el espacio que ocupan cada uno de tus artículos y sepáralos con pedazos de papel recortados a la medida. A las separaciones dales un poco menos de altura para que sea más cómodo meter y sacar tu equipo, la altura se queda a tu criterio, pero te recomiendo bajarle de 3 a máximo 5cm de la altura total.
  • Proseguiremos a recortar el hule espuma utilizando las medidas que tenemos en nuestro plano. Recorta rectángulos para las cuatro paredes, para las separaciones del interior utilizando los cachos de papel que pusimos anteriormente y recorta 3 rectángulos del tamaño de la base, 2 para que tenga más protección y volumen y 1 para el protector superior.
  • Ahora utilizaremos la cinta de velcro, sepárala y corta segmentos del lado suave para ser colocadas en las paredes de la maleta, serán cuatro segmentos a tamaño del ancho de las caras internas. Y procede a cocerlas justo en medio de estas caras y a lo largo.

  • Acopla las dos áreas recortadas de tal modo que el derecho de la tela quede oculto y el reverso expuesto. Cose las dos orillas más cortas del techo de las paredes y una larga.
  • Dale forma a la maleta y cose las uniones de cada tela con su semejante.
  • Recuerda que tienes que coser un poco por afuera de las marcas que hicimos en la tela para darle milímetros de espacio al hule espuma.




  • Una vez todo cosido, dale la vuelta.
  • Ahora introduciremos el hule espuma de las tres primeras paredes, asegúrate de meterlas bien y lo más que se pueda, para que no tengas problemas con las costuras, cose muy bien en la base de ellas para que queden inmóviles, asegúrate de no coser donde no hay hule espuma.
  • Introduce los dos colchoncitos de la base junto con el rectángulo de cartón debajo de estos, y cose la orilla faltante de base.
  • Por último, introduce el hule espuma faltante y cose esa orilla.

Ahora pasemos al interior:


  • Es recomendable comprobar el tamaño del hule espuma que va a ir adentro, para que no tengas problemas más adelante. Si todo está a la medida, es momento de forrarlos.
  • Corta rectángulos de tela a medida de los hules espuma recortados, dejando 2 centímetros extra de un lateral y 1 centímetro de la base y la altura. También aprovecha para cortar un rectángulo del tamaño del hule que usaremos para la tapa.
  • Recorta tiras de velcro de la parte suave al mismo largo de las separaciones más grandes, y cóselas a la misma altura de las que se encuentran en el interior de la maleta.

  • Forra los hules espuma dejando salidos los 2 centímetros extra de cada lado. Cóselos por alrededor. También forra el hule de la tapa o protección superior
  • Añade pequeños pedacitos del lado rasposo del velcro en las pestañas que quedan volando y a la misma altura que la parte suave.
  • Ya sólo queda acomodar tu equipo fotográfico y pegar las separaciones.

Perfecto, ahora tienes una maleta muy cómoda y que la puedes llevar a todos lados dentro de tu mochila favorita.


 

Facebook Comments

Be the first to comment on "Tutorial para crear tu mochila fotográfica protectora."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: