avion, sepia, virado

Virado fotográfico

Por Sergio Trejo.

Conforme el reloj avanza la humanidad se detiene y analiza cómo ganarle más tiempo a esta vida y poder atraparlo en una fotografía; para este fin se han tomado diferentes caminos y uno de ellos es el Virado fotográfico.

avion, sepia, virado

El Virado es un procedimiento fotográfico que pretende preservar la imagen y obtener un efecto estético determinado. El Virado (también llamado Virage) es un proceso químico al que se someten las fotografías para sustituir la tonalidad de las sales de plata. Este proceso tiene dos variantes:

1. Virado mono baño. Sólo se tiene un baño químico, es decir, el blanqueador y el entonador se aplican en un solo paso.

2. Virado de dos baños. Como su nombre lo indica, se tienen dos baño, uno de blanqueador y otro llamado entonador o virado. En el primero la fotografía realmente se blanquea para poder darle una tonalidad diferente y en el segundo se le da el color.

El resultado en el color de la foto se deberá al compuesto principal que contenga el entonado, por ejemplo, se puede conseguir un resultado azul, rosa y rojizo, siendo el más conocido y utilizado el Virado al sepia.

Existe una técnica de Virado en la que no toda la imagen se cambia de color y se llama Virado selectivo; en esta técnica se cubren con “cemento iris” las partes de la imagen que se quieren conservar de su color original, después se lleva a cabo el proceso normal de Virado.

El Virado tiene la ventaja de que las imágenes duran más, en un principio esa era su finalidad; el único inconveniente que tiene es que, si la foto que queremos Virar fue mal procesada (no tuvo el suficiente tiempo de revelado) o tiene manchas de negativo estos errores serán evidentes al momento de virarla. Por eso recomendamos que las fotografías sometidas a Virage sean de óptimas condiciones, tanto de revelado como de ampliación.

Básicamente existen tres procedimientos químicos para alterar la tonalidad:

Directamente, empleando determinados productos, en función del producto utilizado obtendremos un tono u otro:

Producto Efecto
Sulfuro Proporciona la típica tonalidad sepia.
Selenio Proporciona tonalidades candentes, rojizas, con tonos que van del sepia al rojo oscuro.
Hierro Proporciona una imagen azul Indirectos o que se realizan en dos baños, normalmente se realiza primero un baño blanqueador, o en algunos casos a partir de una copia sepia.

En función del producto utilizado obtendremos un efecto u otro, algunos de ellos son:

Producto Efecto
Oro Proporciona tonos naranja a rojo.
Sulfuro sódico Proporciona tonalidades sepias o pardo-rojizas.
Citrato férrico amoniacal

y ácido clorhídrico
Proporciona un tono azul. Sulfuro sódico

y ácido clorhídrico
Proporciona un tono verde.

Mediante un colorante, para lo que se emplea un baño decolorante realizado mediante un mordente y un baño fijador, dependiendo del tono a conseguir se usan diversos baños colorantes:

Color Producto
Amarillo Auramina, Tioflavina T.
Anaranjado Crisoidina 3R.
Castaño Crisoidina Castaño.
Rojo Rodamina, Fusina, Safranina, Neofosfina.
Verde Victoria, Verde Malaquita, Verde Metileno.
Azul Azul de Metileno, Azul de Tionina.
Violeta de Metilo, de Bencilo, o Violeta Cristal.

El proceso común en todos ellos es alterar o sustituir los haluros de plata que contiene el papel fotográfico.

FUENTES:

Langford, M. “Enciclopedia Completa de Fotografía”. Madrid: Herman Blume. (1983)

Vicente Sierra Puparelli, “Los Virajes Fotográficos”. INICE practica 34 Salamanca. (1991)

Vicente Sierra Pupareli, “Tratamiento en Blanco y Negro”. Universidad de Salamanca. (1989)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *