Xilitla, el Jardín Surrealista de Edward James

xilitla, escalera

Por Paulina Rojas.

Viajar a algún lugar de nuestro país siempre genera experiencias asombrosas. Algunos sitios parecen provenir de historias fantásticas donde todo es armonía y donde, sin importar el lugar al que dirijas tu mirada, encontrarás algo nuevo y especial. Uno de esos lugares que sólo habíamos visto en sueños es el jardín surrealista de Edward James, en Xilitla, un bello pueblo cafetalero situado en la Huasteca potosina.

xilitla, escalera

Un poco de historia…

Xilitla está situado en la Sierra Madre Oriental, en la parte alta de la Huasteca, rodeado por un valle montañoso.

Este Pueblo Mágico, que obtuvo el título en el 2011 y que en náhuatl significa “lugar de caracoles”, está situado a 350 km de la Ciudad de México y fue fundado por un grupo de misioneros agustinos en el siglo XVI.

El lugar se caracteriza por sus hermosas caídas de agua, enormes y verdes montañas y gran cantidad de especies de flora y fauna que le dan vida y armonía a este lugar.

Tras muchos años de estar oculto entre la vegetación, un día el inglés Edward James quedó cautivado por la belleza del lugar y decidió comprar algunas hectáreas de un paraje conocido como Las Pozas. Posteriormente, con la ayuda de su amigo Plutarco Gastélum, empezó ahí mismo la construcción de un jardín de exóticas orquídeas, pero estas no duraron mucho tiempo debido a una helada que cayó en Xilitla. Cambió el proyecto por lo que sería un zoológico personal, pero por diversas razones esto tampoco pudo lograrse.

Entonces James decidió plasmar sus más fantásticos sueños con construcciones de estructuras surrealistas que dan muestra de la gran imaginación, ingenio y creatividad de las que gozaba el inglés.

Estas construcciones muestran diversos estilos como el gótico y el egipcio en ventanas, pasillos, escaleras, puertas, edificios, torres, esculturas de adorno, entre otras.

Estructuras de esta especie son únicas en nuestro país y por ello es que el legado de Edward James es tan importante y se ha convertido en un aspecto tan característico de Xilitla.

xilitla, jardin

¿Qué hacer?

Además de disfrutar de un viaje fantástico que haga volar tu imaginación, puedes pedir el servicio de un guía turístico quien se encargará de explicarte las estructuras, la historia de Edward James y una que otra de las historias de este laberinto de fantasías.

Y para refrescarte un poco puedes echarte un chapuzón en las pozas con agua cristalina que dejan ver el fondo cubierto de piedras de río. Estas pozas, formadas por una caída de agua, sirven como centro acuático para muchos. Incluso puedes apreciar a algunos lugareños que gustan de echarse clavados en ellas; parece tan fácil y divertido que seguro querrás intentarlo tú mismo.

El lugar perfecto para hospedarte en tu visita al Jardín Surrealista es “La Casa Caracol” donde vivirás una experiencia única de relajación y te olvidarás completamente de la ajetreada vida en la ciudad. Todo el ambiente es tan psicodélico y surrealista que te transportará a un mundo único que tu imaginación se encargará de crear.

Pero Xilitla es mucho más que el Jardín Surrealista de Edward James; en Xilitla también podrás visitar la Casda Los Comales, la Cueva del Salitre, el Exconvento de los Agustinos (recientemente remodelado) y el Museo de Edward James, ubicado en donde fuera la casa de Plutarco Gastélum en el pueblo, la cual actualmente es una posada que lleva de nombre El Castillo.

Valdrá la pena que madrugues para que seas testigo de uno de los fenómenos más bellos de la naturaleza en el Sótano de las Golondrinas, donde estas aves empiezan a volar al salir el sol de una forma espectacular; una experiencia única que tienes que ver para creer.

xilitla, torres

Facebook Comments

Deja un comentario