El pequeño mundo de Zev Hoover

zev, hoover, naipes




Las almas grandes tienen muy en cuenta las cosas pequeñas
SAN JOSEMARÍA ESCRIVA DE BALAGUER

Por Paulina Rojas.

En el mundo de la fotografía hay muchísimos profesionales con trabajos fascinantes, pero Zev Hoover es un caso especial y diferente, él tiene algo que lo distingue del resto. Zev tiene tan sólo 15 años de edad y ya crea imágenes increíbles; fotografías que a primera vista parecen ser de un adulto profesional.

zev, hoover, avion

Este adolescente de Natick, Massachusetts, comparte en su cuenta de flickr “Fiddle Oak” su serie fotográfica “Little Folk”, un proyecto conformado por imágenes fantásticas en donde la mayoría de las veces él es el protagonista. En algunas fotografías muestra un contexto bucólico y de ciencia ficción, mientras que en otras el estilo es más radical y original.

Él mismo, y en algunas ocasiones sus familiares, aparece encogido gracias a la edición digital y se vuelven una pequeña personita que habita mundos extraordinarios llenos de fantasía, al estilo de “Pulgarcito”. Sus fotografías en miniatura demuestran la sensibilidad y creatividad del joven, pequeños personajes en mundos grandes que cuentan por sí solas historias de aventura; imágenes que nos remontan a nuestra infancia, cuando todo era posible.

zev, hoover, aves

Zev descubrió su gusto por la fotografía desde los 8 años, en un principio usaba su teléfono celular, pero cuando su madre se dio cuenta del talento de su hijo, decidió comprarle una cámara compacta, bautizada por Zev como “Betsy”.

Hoover muestra un gran talento y una propuesta interesante y prometedora, considerando la corta edad del adolescente. A su edad sabe cómo generar los efectos que busca jugando con el fondo, el espacio y la profundidad, además de colocar a los personajes en una posición que haga parecer verídicas estas historias de aventuras en mundos fantásticos, realmente parecen estar inmersas en un mundo mucho más grande que ellos.

zev, hoover, naipes

La creatividad y el talento de Zev no es algo raro para la familia, pues al parecer todos tienen talentos artísticos, gracias a que su madre fomentó en él y sus hermanos una imaginación sin fronteras, con los cuentos de fantasía que acostumbraba leerles por las noches.

La imaginación es sólo una de sus herramientas pues, claramente, el trabajo de este joven fotógrafo no sería el mismo sin la edición digital. Sus hermanos lo auxilian en este aspecto y, con la ayuda de Photoshop, consiguen que los mundos que Zev sueña despierto se conviertan en una realidad.

zev, hoover, caracol

Zev comparte con los seguidores de su trabajo el detrás de cámaras de sus imágenes, pues en su blog personal tiene una sección en donde explica y muestra cómo logra algunas de sus composiciones.

¿Quién dice que todos los jóvenes de ahora mal gastan el tiempo detrás de la computadora? Zev es la muestra de que una computadora no es el impedimento para la imaginación y la creatividad, si la sabemos usar, se convierte en una gran herramienta.

zev, hoover, lluvia

Deja un comentario