Arte sin aura, en la época de su reproductibilidad técnica

arte, aura, fotografo, reproduccion

Por Atziri Servin Pichardo.

La obra de arte ha sido siempre
fundamentalmente susceptible de reproducción

El arte, con ese “algo” que nos impacta; todos tenemos alguna obra de arte en nuestras casas, desde un cuadro, una postal, incluso en el celular podemos tener alguna obra famosa, en esta ocasión veremos qué hay detrás de toda esta reproducción del arte a partir del texto de 1936: “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”, del filósofo alemán Walter Benjamin.

 arte, aura, fotografo, reproduccion

El hombre siempre ha tenido la necesidad de reproducir, desde los alumnos que copian como ejercicio artístico hasta los maestros para difundir las obras; si nos remontamos a la historia, los antiguos griegos sólo copiaban de forma artística las monedas, todas las demás obras resultaban irrepetibles. Con la llegada de la xilografía (antes que con la imprenta) las cosas cambiaron, al igual que con el grabado en cobre, aguafuerte, con todas estas herramientas se comienza con la reproductibilidad técnica de la escritura y el dibujo; con la llegada de la litografía que se alcanza un punto más preciso en la reproducción de manera masiva.

Toda esta forma de reproducción cambio de manera drástica con la aparición de la fotografía, dice Benjamin “el ojo es más rápido captando que la mano dibujando”, no sólo hace referencia al caso de la imagen fija también del cine; gracias a estas dos técnicas la reproducción de las obras de arte se ha apresurado de manera considerable.

Pero aún con la facilidad de reproducción de la obra de arte, siempre le hará falta algo a las copias que resulten, esto es su autenticidad, su singularidad, o lo que Benjamin identifica como “aura”, lo que cataloga a una pieza como falsificada o auténtica, la segunda mantiene su autoridad como pieza original. El problema aquí se encuentra en que la reproducción técnica destruye esta aura, perdiendo su valor en cuanto a su originalidad, esta reproducción provoca que el arte se vuelva sólo un objeto de contemplación.

 Benjamin_walter_aura

El problema es el siguiente, la obra artística original es copiada y reproducida de manera tan constante que busca al espectador en situaciones específicas, no al revés como sucedía anteriormente, lo que provoca una “crisis actual”, pero también la posibilidad de que el arte llegue a toda la humanidad, pues ¿cuántos de nosotros hemos viajado a Francia para ver a la Mona Lisa? Lo que se está logrando al copiar las obras de arte es actualizaras, dejando en la obra original toda su aura, pues esta no se encuentra en la copia; por otro lado hay dos implicaciones, al quedarse la copia sin aura se priva al espectador de participar de ella pero también se le quita toda esta cuestión ritual del arte como objeto único.

La reproducibilidad técnica ha cambiado la obra de arte, se ha configurado otro conocimiento; desde la fotografía, la reproducción figurativa ha ido aumentando hasta llegar a conseguir que la palabra y la imagen fueran de la mano. Ahora ya poseen la misma velocidad, una forma de expresión que modifica las sensaciones.

La obra de arte no era autónoma antes de la época de la reproducibilidad técnica, dependía del ritual; gracias a su reproducción es posible tener acceso a obras de arte que, antes de perder su “aura” no hubiéramos podido contemplar.

 arte, reproduccion, jose, moreno, contraluz, fotografos

FUENTES:

– “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” (1936),
Walter Benjamin, Traducción de Jesús Aguirre. Ed. Taurus, Madrid 1973.

– http://www.jacquesderrida.com.ar/restos/benjamin_arte.htm

Facebook Comments

Be the first to comment on "Arte sin aura, en la época de su reproductibilidad técnica"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: