Bacalar, Quintana Roo

laguna, bacalar

Uno de los mejores lugares para vacacionar

Las vacaciones llegaron y es probable que tú y tu familia estén buscando un bello lugar para descansar. En esta ocasión hablaremos de un lugar paradisiaco: Bacalar. Un lugar famoso por la bella laguna del mismo nombre, con sus aguas azules y cristalinas, cabañas rústicas, místicas selvas y un agradable ambiente caribeño; el panorama perfecto para disfrutar de las vacaciones ideales.

bacalar

Un poco de historia…

Bacalar, “cercado o rodeado de carrizos” por su significado maya, fue fundado entre los años 415 y 435 d.C. por mayas que lo habitaron durante 60 años hasta que en el año 495 abandonaron el lugar.

Las primeras exploraciones por parte de los conquistadores se dieron en 1531, cuando Francisco de Montejo envió a Alonso Dávila a conquistar la zona. Llegó a Tulum y Bakhalal fundando “Villa Real”, una población que a fin de cuentas tuvo que abandonar pues los mayas respondieron con ataques sorpresivos. Melchor Pacheco fue quien fundó la población actual y la nombró Salamanca de Bacalar.

Los ataques por parte de los piratas europeos estuvieron latentes durante el siglo XVIII pues buscaban controlar el tráfico del palo de tinte. Dichas invasiones llevaron a iniciar la construcción del fuerte de la ciudad, el fuerte de San Felipe de Bacalar. Una vez que el lugar se hizo seguro, prosperó gracias a la exportación de caoba, palo de tinte, azúcar, algunas frutas y ganado caprino y porcino.

El 2 de octubre de 2007, el gobernador estatal Félix González Canto y la Secretaría de Turismo del estado informan que Bacalar es declarado “Pueblo Mágico”, lo que da acceso a un programa federal de recursos para infraestructura y promoción turística internacional.

Lugares de interés

Fuerte de San Felipe
Construido en 1729, es el claro ejemplo de la arquitectura militar de la Nueva España. Fue una edificación de suma importancia pues evitaba las invasiones piratas y fue testigo de bastantes batallas en las que los lugareños luchaban por evitar que los ingleses controlaran el comercio del palo de tinte y de otras maderas preciosas originarias de la región. Actualmente, el fuerte alberga el Museo de San Felipe de Bacalar en donde se relata el desarrollo histórico del lugar.

fuerte, san, felipe

Laguna de Bacalar o “de los siete colores”
Es una extensión de aguas poco profundas con arena blanca y suave, presenta un ligero oleaje de tonos azules apenas perceptible. A lo largo de ella se encuentran algunas residencias y hoteles en donde vacacionar. En algunas zonas hay pozas donde se practican actividades acuáticas de forma segura, gracias a su baja profundidad. Existe un balneario, palapas para comer, excursiones en bote, entre muchos otros servicios y atractivos que mejorarán tu estancia en Bacalar.

laguna, bacalar

El Cenote Azul
Localizado a 30 km al noroeste de Chetumal y conectado con la Laguna de Bacalar, es famoso por sus aguas cristalinas y color azul turquesa que permiten el buceo como deporte acuático. En este lugar se encuentra un restaurante que ofrece a los visitantes platillos típicos de la región a base de mariscos y animales silvestres.

cenote, azul, bacalar

Parroquia de San Joaquín
Edificada al estilo colonial del siglo XVIII, conserva su esplendor original después de haber sido recientemente restaurada. Su santo patrono, San Joaquín, es adorado por los creyentes de la región y por ello cada mes de agosto se hacen vistosos y alegres festejos en su honor.

parroquia, san, joaquin

Gastronomía

Influenciada por la cocina yucateca y beliceña, destaca el “rice and beans” particular por ser cocinado con aceite de coco. Tamales de xpelón (una variedad de frijol) y el sotobichay (brazo de reina) un tamal con chaya.

En los días de “Todos Santos” se hacen los “mucbil pollos”, tamales horneados. Además en Bacalar podrás comer diversos platillos a base de pescados y mariscos como el pan de cazón y el tikinxic, los preparados de caracol, mero, guachinango, langosta y caracol; un deleite para tu paladar.

mucbilpollos

Facebook Comments

Deja un comentario