Berenice Abbott, fotografías de Nueva York

Berenice, Abbott, Nueva, York

Una fotografía no es una pintura,
un poema, una sinfonía, una danza.
No es un cuadro bonito.
Debe ser un documento significativo,
una declaración penetrante

Berenice Abbott es una fotógrafa estadounidense nacida el 17 de julio de 1898 en Springfield, Ohio. Su relación con la fotografía empezó entre 1918 y 1920, cuando viajó a Nueva York, París y Berlín para estudiar escultura y dibujo. Estando en París, ocurrió algo que sería clave para el resto de su vida, pues conoció a Man Ray y Eugéne Atget, y se volvió su asistente; de modo que fueron una gran influencia y apoyo para Abbott.

Berenice, Abbott, calle

En sus inicios como fotógrafa, su trabajo era retratar a grandes personalidades, trabajo con el que tuvo buena aceptación y llegó a tener sus propias exposiciones en galerías importantes de París. En 1925 ya tenía su propio estudio fotográfico, en donde retrataba a los expatriados parisinos, artistas, escritores y coleccionistas. Su carrera como fotógrafa empezaba a tener éxito.

Tras la muerte de Eugéne Atget, Abbott reunió sus estampas y negativos, y gran parte del preciado archivo propiedad de su mentor estuvo bajo la custodia de la fotógrafa, hasta que en 1968 cedió la colección al Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Después de casi una década fuera de su país, Abbott regresó a Estados Unidos para poner en práctica las enseñanzas que le había dejado Atget. Retrató la ciudad de Nueva York mostrando los cambios arquitectónicos que había sufrido el lugar, trabajo que formaba parte del Proyecto Artístico Federal de la WPA, el cual concluyó en 1939 con el título de “Changing New York”.

abbott, transeunte

Otro gran apoyo en la vida de Abbott fue la crítica de arte Elizabeth McCausland con quien vivió por 30 años. Elizabeth escribía artículos sobre la obra de Berenice e incluso fue ella quien creó el título de su reconocida obra de 1939 “Changing New York”.

Además de fotografiar Nueva York, Berenice Abbott es reconocida por ser de las primeras en crear fotografías artísticas en el campo de la física y la química: Tomó imágenes estilizadas, enigmáticas y atractivas de fenómenos físicos como el paso de la luz a través del prisma, el salto de una bola en una trayectoria decreciente y espejos parabólicos, entre muchos otros. Estas fotografías eran reconocidas por su autora como la culminación de su obra, y fueron publicadas y expuestas con el nombre de “The image of Physic”.

Finalmente, en su último proyecto sobre la documentación de la Carretera Nacional 1, Abbott llegó a Maine, lugar donde vivió los últimos momentos de su vida, y falleció ahí el 9 de diciembre de 1991.

Berenice, Abbott, Nueva, York

Facebook Comments

Deja un comentario