Copyright, el dueño de tus creaciones eres tú

copyrigth, tecla

Por Nancy Guadarrama Leal.

Cualquier proceso creativo requiere la protección de la obra creada: fotografías, videos, piezas musicales, textos escritos, etcétera. Existen varias maneras legales que cuidan dichas creaciones y es altamente recomendable emplearlas, de lo contrario, es posible que otros les den un uso incorrecto e inclusive pueden apropiarse de ellas.

copyright, logo

Una de las formas de protección más conocida es el Copyright ©: todos los derechos reservados. Cuando una obra tiene todos los derechos reservados nadie puede, sin la autorización del autor o la autora:

• Copiar la obra en su totalidad o en parte.
• Preparar obras derivadas basadas en la obra.
• Distribuir copias de la obra al público vendiéndolas o haciendo otro tipo de transferencias de propiedad tales como alquilar, arrendar o prestar dichas copias.
• Presentar y mostrar la obra públicamente.

copyrigth, tecla

No obstante, la Ley reconoce, entre otros, ciertos usos de obras protegidas sin autorización:

• La parodia: no es necesario el consentimiento del autor de una obra ya divulgada para parodiarla. Esto es así siempre y cuando no implique riesgo de confusión con la obra original, no infiera un daño a la obra original y no cause daño al autor/a de la obra original.

• Tampoco es necesaria autorización para reproducir, distribuir y comunicar libremente por medio de pinturas, dibujos, fotografías y procedimientos audiovisuales las obras que estén situadas permanentemente en cualquier vía pública.

• Trabajos sobre temas de actualidad: los trabajos y artículos de actualidad difundidos por los medios de comunicación social podrán ser reproducidos, distribuidos y comunicados públicamente por otros de la misma clase sin autorización de sus autores, siempre que se cite la fuente y el autor, siempre que el trabajo hubiera aparecido con firma. No se podrá realizar esta reproducción si en el artículo consta la reserva de derechos.

• Citas: la inclusión en una obra propia de fragmentos de obras ajenas no necesita la autorización del autor de la obra citada o reseñada, siempre que se cumplan todas las condiciones detalladas a continuación: que el fragmento que se incluya corresponda a una obra ya divulgada; que su inclusión se realice a título de cita o reseña para su análisis, comentario o juicio crítico; y que se indique la fuente y el nombre del autor de la obra utilizada.

Es importante que, si desarrollas cualquier proceso creativo seas disciplinado al firmar tus obras y colocarles un símbolo de Copyright o la frase “todos los derechos reservados”; así, éstas estarán protegidas de que alguien más la reproduzca y se quede con los créditos.

Por otro lado, es igualmente importante que, si muestras el trabajo de algún autor o autora expongas a quién pertenece, pues, más allá de una cuestión de principios, existen cuestiones legales que pueden perjudicarte si no lo haces.

copyright, sello

Facebook Comments

Deja un comentario