Jacques Henri Lartigue, el chico que nunca creció

lartigue, mujer, auto

Por Vanessa Mercado.

Es maravilloso, maravilloso. Nada fue tan divertido antes.
Voy a fotografiar todo, todo.

Jacques Henri Lartigue fue un fotógrafo de nacionalidad francesa que nació en 1894. Su padre, empresario adinerado y aficionado a la fotografía, le obsequió una cámara fotográfica a los siete años, de modo que se hizo famoso, principalmente, por sus fotografías realizadas cuando fue niño. Pese a ello, no obtuvo reconocimiento como fotógrafo hasta 1960, casi a la edad de 70 años, pero a partir de ese momento alcanzó gran prestigio y su obra se dio a conocer en numerosos libros, galerías y museos.

lartigue, mujer, auto

A partir de que recibió su primera cámara, siempre trajo un equipo fotográfico con él. Se destacó por su fresca y divertida visión infantil al retratar las cosas cotidianas que más llamaban su atención; como las carreras de autos, los juegos de sus amigos y la moda que imperaba en las chicas de sociedad de su tiempo.

Con una apariencia de felicidad y ligereza, sus imágenes fueron el retrato de las preocupaciones de una época que estaba transformando absolutamente, a causa de cambios sociales causados por la Primera Guerra Mundial, la Revolución Rusa, la ocupación nazi de Francia.

Lartigue, pareja, conducir

Sin embargo, Lartigue no pone énfasis en la tragedia y el conflicto; por el contrario, tuvo siempre una visión lúdica y juvenil, lo que le abrió un lugar como fotógrafo reconocido que impuso liderazgo en la fotografía moderna. Los críticos consideran que su aportación y lo que más se valora en su trabajo fue su espontaneidad, su sinceridad, el juego, la felicidad, la alegría de vivir y la inocencia que acompañó sus imágenes desde que era un niño, y la cual conservó toda su vida.

Lartigue, esqui

Facebook Comments

Deja un comentario