Nuestra vocación, la fotografía

vocacion, foto, nino

Por Atziri Servin Pichardo.

.

No tomas una fotografía, tú la haces.
ANSEL ADAMS

.

¿De dónde nos viene el gusto por estudiar fotografía? ¿Puede este gusto combinarse con una actividad profesional? Últimamente se ha vuelto muy complicado dedicarnos a lo que realmente nos gusta; en un mundo laboral donde cada vez es más difícil encontrar una oportunidad, muchas personas han optado por enfocar sus estudios en carreras que puedan ser más productivas. Esto, a la larga, llega a influir en su desempeño laboral, realizar actividades que no nos son del todo agradables repercute en nuestro estado de ánimo y productividad, trayendo frustración, estrés, etcétera.

vocacion, foto, nino

En la elección de carrera y profesión (al final no son la misma cosa) debería influir en gran medida la vocación. Este término proviene del latín “vocatio” que significa “llamado”, podemos entenderlo como una aptitud, interés o atracción hacia una actividad específica; tendemos a asociar este concepto con laposibilidad de ser felices además de exitosos con nuestra profesión elegida, porque ¿a quién no le gustaría dedicarse a aquello que ama, y que además le paguen por eso?

Podemos pensar la vocación en dos sentidos, uno en el que ésta nos acompañe desde que éramos pequeños y vayamos cultivándola con los años, y otro en el que vamos enfocándonos en nuestros intereses más fuertes conforme los vamos descubriendo; sin importar cual sea nuestro caso, la vocación tiene que ver con quiénes somos y queremos ser como personas, y desde ahí parte el camino que vamos a elegir para desarrollarnos de manera profesional.

Nuestros intereses puede que vayan cambiando conforme vamos creciendo, pero quienes suelen tener clara su vocación desde temprana edad suelen ser los artistas, y eso explica que el concepto de vocación esté tan ligado al arte. En el caso de quienes hemos elegido la fotografía como forma de vida, ésta nos llega de diferentes maneras (ya sea porque lo elegimos o porque ella nos eligió), pienso que para ser fotógrafo primeramente hay que saber mirar y posteriormente buscar un estilo propio para explotar la creatividad (esta última se puede desarrollar a base de talleres y cursos).

vocacion postal

Pienso que, para vivir de la fotografía no sólo es necesario capturar buenas imágenes, también es necesario leer, escribir, dirigir este interés hacia algún gusto secundario; sucede con las humanidades y las artes que, si se quedan encerradas en su propio espacio, si no son trabajadas desde otras disciplinas tienden a volverse monótonas.

Por ejemplo, desde mi experiencia de vida, creo que esta vocación por la fotografía me llegó desde pequeña; yo jugaba desde niña con las cámaras de mi papá y hacia “encuadres” formando rectángulos con mis manos, siempre me gustó ver de forma diferente las imágenes que pasaban frente a mí y me emocionaba cuando lograba enfocar mi mirada en situaciones dignas de ser capturadas; cuando decidí que este era el camino que quería para mi vida, comencé a revisar libros sobre fotografía, no sólo de técnicas o ilustraciones, también teorías y críticas sobre filosofía del lenguaje; en la actualidad intento combinar mi gusto por la imagen, con la comunicación y la filosofía. A mí por lo menos me ha dado resultado jugar entre disciplinas.

La vocación debería ser aquello que nos llena, una actividad que nos haga sentir completos, que nada más nos falta; en el caso de la fotografía puede llenarnos de muchas satisfacciones personales y profesionales, relacionarnos con gente que comparte gustos y con intereses de todo tipo, además de darnos la oportunidad de ver cosas increíbles y conocer lugares extraordinarios. Existe una frase que dice “dedícate a lo que amas y jamás tendrás que trabajar”, valdría la pena tomarla en cuenta.

vocacion, nino, camara

Facebook Comments

Be the first to comment on "Nuestra vocación, la fotografía"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: