Reuters, el escándalo detrás de la agencia

reuters, gaza

Por Atziri Servin Pichardo.

Recortar una imagen parece
una muy extraña decisión editorial.

En la actualidad nos es común estar al tanto de las noticias más sobresalientes del momento. Sin importar el medio por el que estemos informados, el acceso a los acontecimientos mundiales es ya algo normal; en esta época donde el internet nos ayuda a difundir las noticias con la rapidez de un “click”, vale la pena prestar atención a aquellas agencias informativas que fueron pioneras en la difusión; agencias tan viejas que iniciaron con palomas mensajeras, siguiendo con el telégrafo, pasando por el periódico, radio y televisión, y que en la actualidad que se encuentra entre las principales plataformas informativas de internet. Agencias que, aún con toda su historia, premios y prestigio, no han estado exentas de padecer escándalos gracias a sus imágenes (mal)editadas, hablemos pues de la agencia Reuters.

reutersgate

Reuters Group Limited, mejor conocida como Reuters, desde su fundación en1851 por el periodista alemán y empresario de la comunicación: Paul Julius Reuters, se ha mantenido como una de las agencias informativas más prestigiadas en el ámbito internacional. Este liderazgo lo debe a su amplio campo de noticias en medios televisivos, impresos y digitales, con más de 2,500 periodistas y fotógrafos operando en más de 198 oficinas en 150 países. Reuters fue la primera.

Es una agencia de noticias que ofrece información a medios de comunicación y mercados financieros, a pesar de que esa es su principal actividad informativa, su labor más reconocida es como agencia de noticias (aunque esto sólo cubra 10% de sus ingresos totales como grupo). Su sede principal se encuentra en Reino Unido, pero tiene presencia en más de 200 ciudades en 94 países, entre los que destacan: Nueva York, Singapur, España, México, Colombia y Argentina, de modo que brinda información en más de 20 idiomas. Por paradójico que parezca, esta es su principal fortaleza, pero también su mayor debilidad.

Entre sus mayores logros informativos destacan haber sido el primer medio en informar sobre el asesinato de Abraham Lincon, el 15 de abril de 1865, en Washington DC; también fue el primer medio en informar sobre la construcción del muro de Berlin, en 1961, y su posterior caída en 1989. De igual forma ha ganado en varias ocasiones prestigiados premios por su labor periodística, tales como el Pullitzer por sus coberturas internacionales y reportajes.

Podría parecer que su prestigio como agencia únicamente le ha dado premios y reconocimientos; pero, como en todo, también ha tenido desaciertos que le han obligado a retractarse en múltiples ocasiones para mantener su reputación. El primero de estos hechos fue en 1912, cuando, luego del naufragio del Titanic, la agencia informó que el trasatlántico se encontraba a flote con todos sus pasajeros a salvo, obviamente tuvo que ofrecer una disculpa pública.

Hay por lo menos otros dos hechos importantes de este tipo en tiempos recientes con los que ha tenido que lidiar la agencia; uno de ellos es conocido como el Reutersgate. Este escándalo aconteció en 2006, durante la guerra israelo-libanesa, cuando se descubrió que su fotógrafo Adnan Hajj había manipulado fotografías tomadas durante bombardeos en Beirut para volverlas más impresionantes ante el público; de manera digital oscureció el humo de los bombardeos y agregó más escombro que en la imágenes original para volverlas más dramáticas. Ante este hecho, y a pesar de que el fotógrafo argumento que él sólo buscaba eliminar con Photoshop unas manchas de polvo que aparecían, Adnan perdió veracidad por lo que la agencia decidió terminar todo trabajo con él luego de 10 años de colaboración, además de disculparse de manera pública, Reuters decidió eliminar ésta y todas las fotografías que él había realizado.

reuters, montaje

Dentro de esta misma temática bélica hay otras imágenes editadas que la agencia presentó como verdaderas, durante el ataque que sufrió la flotilla de Gaza el 31 de mayo de 2010 el blog Little Green Football denunció que la agencia Reuters había recortado dos fotografías en las que aparecían miembros de la Flotilla de la Libertad armados con cuchillos junto a comandos israelíes caídos en cubierta, al tiempo que eliminó los cuchillos y sangre que se encontraba en la imagen original. Luego de la denuncia Reuters retiró las imágenes editadas y colocó las originales; su argumento fue que la decisión de haberlas editado había sido tomada de manera inocente; Yuli-Edelstein, ministro israelí presentó una reclamación escrita en contra de la agencia.

Por este tipo de hechos David Schlesinger, director Reuters, ha decidido endurecer el control de las fotografías que presenta, de igual forma decidió nombrar a un nuevo jefe de fotografía para las noticias e imágenes que surjan en Oriente. “Estamos seguros de que ninguna otra imagen fue alterada. Estamos completamente seguros de que fue un desafortunado error humano que condujo a la publicación de las dos fotografías trucadas. No hubo ninguna intención por parte de Reuters de engañar al público”, señaló.

Esta agencia de información no está, de ninguna manera, orgullosa de aquellos descuidos (por parte de la agencia o de sus fotoreporteros) que ha cometido; es por ello que han invertido más en supervisión, trabajan en forma conjunta con industrias de fotografía y software para detectar posibles fraudes, y se han vuelto más estrictos los códigos de conducta para los fotógrafos, ahora sólo los jefes de edición pueden manejar el contenido de este tipo de imágenes tan sensibles.

Si bien los fotógrafos usamos Photoshop como una forma de corregir detalles en nuestras imágenes, no debemos perder la objetividad de informar (en el caso de que esta sea la finalidad de nuestro trabajo). El código de conducta para los fotógrafos de esta agencia (y quizá así debería ser para todos los medios de comunicación) ha sido revistado y establece estrictos límites técnicos en el uso de Photoshop. “Cuando se cometen errores hay que asumir responsabilidades y hacer cambios” dijo David Shlesinger.

reuters, gaza

Facebook Comments

Be the first to comment on "Reuters, el escándalo detrás de la agencia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Powered by WishList Member - Membership Software
A %d blogueros les gusta esto: